Nacional

Saldrán chispas en ‘la capital’ de la capital: el bejaranismo y el monrealismo se disputan Cuauhtémoc

La morenista Dolores Padierna está adelante en las encuestas casi 10 puntos, pero Alejandro Rojas Díaz Durán prevé una rebelión al interior del partido.

La elección de la alcaldía Cuauhtémoc, considerada como “la capital” de la capital del país, se librará no entre Morena y la oposición, sino, prácticamente, entre dos bandos al interior de Morena: bejaranistas contra monrealistas.

Si bien en las encuestas la morenista Dolores Padierna, esposa de René Bejarano, aventaja con 41 por ciento de las preferencias contra el 32 por ciento de su rival más cercana, la perredista Sandra Xantall Cuevas, de la alianza PAN-PRI-PRD (encuesta del EL FINANCIERO), las inconformidades internas, porque el actual alcalde Néstor Núñez –cercano al líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal– no recibió el respaldo del partido para buscar la reelección, podrían ser definitorias.

Con un electorado más exigente ya que el 40.34 por ciento de su población cuenta con preparatoria o licenciatura, la alcaldía Cuauhtémoc es un centro cultural, religioso, económico y político del país, donde no sólo se asientan los poderes Ejecutivo y Judicial, además del Senado, sino que registra una gran movilidad, ya que aunque cuenta con 545 mil 884 habitantes, arriban todos los días más de 3 millones de personas de otras alcaldías para transitar, estudiar o trabajar en la demarcación, la cual, de acuerdo con estimaciones representa la séptima economía del país, pues aporta el 4.6 por ciento del PIB neto.

En este marco, los bejaranistas –que mantienen un electorado bien organizado en la demarcación, ya que fue gobernada por Dolores Padierna de 2000 a 2003– ahora buscan, aliados de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, volver a gobernar la alcaldía, la cual ha sido dominada por Ricardo Monreal desde que fue delegado de 2015 a 2017, y ahora a través de Néstor Núñez.

Para Alejandro Rojas Díaz Durán, suplente del senador Ricardo Monreal, en Cuauhtémoc, como en varias entidades del país, existen muchos morenistas de base lastimados, enojados e inconformes por los “dedazos”, las imposiciones y las encuestas “patito” para designar a candidatos “impresentables”, lo cual influirá en una elección que se prevé pueda ser “muy reñida”.

En entrevista con EL FINANCIERO, anticipa: “Va a haber una rebelión, eso sí te lo vaticino, después de la elección lo único que va a mantener a Morena arriba es la lealtad que le tenemos a la causa de la cuarta transformación y al proyecto del presidente López Obrador”, y afirma que si Morena gana en Cuauhtémoc será por la marca, aunque también existe el riesgo de perder.

De acuerdo con Rojas Díaz Durán, esto afectará a Morena en los resultados electorales del próximo 6 de junio porque existe una inconformidad real y no simulada: “La gente va a refrendar la confianza al Presidente a través de los diputados federales para conservar la mayoría en la Cámara de Diputados, pero va a haber un voto de castigo en muchos municipios o en algunos estados de la República, donde vamos a perder por las imposiciones, los dedazos y las encuestas patito”, sentencia.