Monterrey

Homero Zambrano: (Algo de) lo negro de las Afores

Al escribir estas líneas, uno de los temas candentes son las Afores, por la reforma de pensiones 2024, que crea el Fondo de Pensiones para el Bienestar. Material idóneo para el partido en el poder y para la oposición: Les da mucho material para discutir, y quedar bien con sus respectivas hinchadas. Muy conveniente cortina de humo.

Le invito a investigar cómo su siefore invierte el dinero de usted. Al cierre de marzo 2024, 7.6% de los más de seis billones (con “B”, o sea, millones de millones) de pesos administrados por las afores, o sea, aproximadamente 467 mil mdp están en instrumentos estructurados, esto es, CKDs y CERPIs (el porcentaje varía por siefore).

Específicamente los CKDs son “activos alternativos como son compañías y proyectos de carácter privado” creados “como una respuesta a la necesidad” de diversificación de las siefores.

Según la BMV, “Los flujos a recibir son variables e inciertos y dependen de los resultados de cada proyecto en particular”, y “[s]e tiene un plazo determinado de vencimiento.” Son una especie de Frankenstein: un amasijo de lo peor de las acciones y de los instrumentos de deuda.

En un “aviso de colocación” de cierto CKD nada inusual leemos que los “términos específicos [de la inversión] no se conocen actualmente y podrían no conocerse al momento de llevar a cabo la emisión” de los CKD’s. Más serio aún: “no se cuenta con información que permita hacer una evaluación de los vehículos de inversión con anterioridad a la realización de la oferta pública”. Agreguemos que “no se sabe de antemano en qué vehículos de inversión se invertirá”, y para rematar, que “los tenedores de los [CKD’s] no tendrán preferencia sobre otros acreedores.” Entendemos lo del carácter “privado”, pero aun en ese ámbito una inyección de capital está precedida de una muy rigurosa due diligence.

Van directamente en contra de la frase de Warren Buffett: “[n]unca inviertas en un negocio que no entiendes”, y a su idea de value investing: invertir en empresas con potencial de crecimiento, con base en fundamentales. La supuesta “necesidad de diversificar” también sería cuestionada por Buffett: “[una] diversificación amplia sólo se necesita cuando los inversionistas no entienden lo que hacen” (o cuando deciden poner dinero ajeno en asuntos en los que no pondrían ni un peso propio).

En general, la forma en la que las siefores calculan sus rendimientos parece bien ajena a lo indicado por los GIPS. Aquí damos la cifra de la tasa interna de rendimiento, hasta la fecha del más reciente movimiento (generalmente distribución) de una muestra aleatoria de 17 CKDs. La media es -14.64% (negativo, y sacamos de la muestra original las que no han tenido distribuciones); sólo una tiene rendimiento positivo, y más bien modesto: 6.25%. La típica excusa es que no han llegado a vencimiento, blah, blah, blah. Pero de las 17, cuatro ya llegaron a vencimiento, y su promedio simple de rendimiento es -3.94% (incluyen la de rendimiento positivo). Hay otras cuatro que ya superaron 80% de su plazo, y su rendimiento al momento de esta nota es de -14.58%¿Será posible que en el plazo restante tengan flujos que por lo menos nos dejen “tablas”? ¿Cómo? De las 17, la mediana del plazo desde la emisión es 12 años.

Como dato curioso, 14 de las 17 tienen el mismo valuador independiente, y 11 de las 17 tienen otro mismo auditor.  De los consejeros independientes (propietarios y suplentes) de los comités técnicos, hay 30 que están en por lo menos dos CKDs, con una persona en particular que está en siete CKDs de la muestra (¿y la diversificación, apá?). La mayoría de los CKDs de la muestra está en capital privado, sector empresarial, aunque no falta una de fondo de fondos, en activos financieros (¿Para qué?)

Los “Límites del Régimen de Inversión” de la Consar establecen medidas como VaR, CVaR y error de seguimiento. Me pregunto cómo miden esos parámetros con la inclusión de CKDs, especialmente si la “inversión en CKDs y CERPIs puede exceder este límite, bajo ciertas condicionantes” (¡qué miedo!), y además, cada afore “define sus propios Portafolios de Referencia de acuerdo a su visión respecto a cómo invertir los recursos”.

Claudia, Xóchitl, Máynez… ¿Algún comentario?

COLUMNAS ANTERIORES

Baja Fibra Mty costo de duda con crédito sin garantía a Banorte por 254.4 mdd
Piden frenar crecimiento de Oxxo en pro de la salud

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.