Monterrey

Efrén Cornejo: El súper peso y su efecto en la economía

¿Esto es realmente bueno para la economía mexicana?

Curiosamente, desde mucho tiempo atrás como sociedad nos hemos acostumbrado a ver la pérdida de valor de nuestra moneda en relación con el dólar americano; sin embargo, el pasado 30 de julio de 2023 el peso mexicano alcanzó su cotización más baja desde 2015 al tener un valor de $16.68 pesos por dólar. ¿Esto es realmente bueno para la economía mexicana?

¿Cuándo comenzó la “fortaleza” del peso mexicano frente al dólar?

La apreciación del peso mexicano comenzó después del 19 de abril de 2020, cuando alcanzó un pico de $24.76 pesos por dólar. Hasta ahora, en este lapso, el peso mexicano se ha fortalecido alcanzando una apreciación mayor al 12 %.

¿A qué se debe esta fortaleza?

Este inusual comportamiento de nuestra divisa en los mercados de dinero tiene diversas explicaciones: 1) el incremento en la entrada de divisas al país por concepto de remesas, lo cual se explica por la gran salida de mexicanos hacia los Estados Unidos de América en búsqueda del sueño americano, ante la falta de oportunidades para su progreso en México, 2) la disminución en el déficit en cuenta corriente, mismo que se ha visto favorecido por la mencionada entrada de divisas, 3) la entrada de divisas por concepto de Inversión Extranjera Directa (IED) ha contribuido a aumentar el superávit de la cuenta financiera, dando lugar al fortalecimiento de la moneda nacional, 4) la búsqueda de nuevas alternativas de inversión en economías emergentes ante el conflicto bélico en el golfo Pérsico, que ha desincentivado el interés por el rublo.

Ahora bien, la entrada de divisas vía remesas al país no es un motivo para sentirse orgullosos, ya que refleja la incapacidad de México para crear oportunidades de empleo dignas que logren convencer a los mexicanos de no irse a buscar una mejor calidad de vida a Estados Unidos.

Por su parte, el aumento de la IED puede explicarse en gran medida por el efecto del anuncio de la llegada de Tesla y el efecto multiplicador que esto representa, lo cual, aunque no deja de ser positivo, hay que considerar que se trata de una inversión excepcional.

Del mismo modo, el diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos han contribuido a explicar el fortalecimiento del peso mexicano: entre mayor sea la tasa de interés en nuestro país con relación a nuestros vecinos del norte, el peso se verá fortalecido, ya que será más atractivo para los inversionistas extranjeros invertir en nuestro país que en Estados Unidos.

Adicionalmente, hay que tener presente que el conflicto bélico es una situación excepcional de la que nuestro país se está viendo beneficiado, pero que de ninguna manera representa que pueda ser algo permanente.

El conjunto de los elementos descritos anteriormente permite anticipar que la fortaleza en nuestra divisa que en este momento se aprecia es un fenómeno temporal y que no responde a las decisiones de política económica tomadas por el Gobierno.

¿Cómo afecta a México la apreciación de su moneda?

La apreciación de la moneda local hace que el país pierda competitividad al encarecerse los bienes mexicanos para el resto del mundo, ya que es necesario desembolsar el comprador extranjero una mayor cantidad de su moneda por cada peso mexicano, afectando a la baja el volumen de exportaciones mexicanas y perjudicando a este sector de la economía, a causa de que se vuelve menos atractivo.

Por el contrario, los compradores mexicanos se alegran de esta situación, porque con el abaratamiento del tipo de cambio, su poder de compra se ve favorecido aumentando las importaciones debido a que la adquisición de productos del resto del mundo se vuelve más barata.

Aunque el aumento de las importaciones puede ser beneficioso para algunas empresas en el país, especialmente aquellas que recurren a la compra de materias primas extranjeras, en realidad, este fenómeno del súper peso afecta a la balanza comercial de manera negativa, debido a que incentiva a un mayor monto de importaciones y reduce las exportaciones, provocando una mayor salida que entrada de divisas.

Adicionalmente, también afecta a las familias de nuestros connacionales que son receptoras de las remesas, pues ahora perciben un menor ingreso en moneda nacional afectando su consumo.

De acuerdo con el Banco de México, los próximos meses se podría esperar una depreciación del peso mexicano con un cierre en promedio de $17.96 pesos por dólar al cierre de este año, manteniéndose esta tendencia hacia el 2024.

En resumen, el panorama sobre la fortaleza del peso es incierta y puede derivar en una depreciación o en que el escenario actual se mantenga en la medida en que los fenómenos que la motivaron se extiendan en el tiempo, pero es claro que, aunque para muchas personas el súper peso puede verse como algo positivo, en realidad, para la economía mexicana no lo es, y menos si las condiciones que lo originan no tienen un sustento en el tiempo, con base en la decisiones de política económica adoptadas por el Gobierno de México.

El autor es Director del Programa Académico de la Licenciatura en Economía en la Universidad de Monterrey y Presidente de la Asociación Nacional de Instituciones de Docencia e Investigación Económica, AC.

COLUMNAS ANTERIORES

Suben 13% ventas y 22% Ebitda de Kof en II-2024
Jorge Manjarrez: In memoriam

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.