Monterrey

Diana Kolbe: ¿Cómo potenciar la experiencia del cliente con empaques multisensoriales?

Experiencias de unboxing únicas.

La industria de la moda es conocida por su énfasis en crear experiencias de marca. En los últimos años, ha surgido una tendencia creciente relacionada con la incorporación de empaques multisensoriales.

Al estimular múltiples sentidos como el tacto, la vista y el olfato, las marcas de la industria de moda están diseñando la experiencia alrededor del desembalaje (conocido como unboxing).

El sentido visual desempeña un papel fundamental en la captación de interés de los consumidores y la percepción de la marca.

Los envases multisensoriales ofrecen a las marcas de moda la oportunidad de crear experiencias de desembalaje visualmente llamativos. Al emplear colores vibrantes, estampados y diseños únicos, el empaque se convierte en un medio para comunicar la identidad de la marca.

Por ejemplo, las casas de moda de lujo utilizan a menudo materiales de primera calidad, técnicas de relieve y estampado para transmitir opulencia y exclusividad. Los elementos visuales del empaque multisensorial sirven como catalizador de las emociones, despertando el interés de los clientes incluso antes de que descubran el producto en sí.

El sentido del tacto es una herramienta capaz de evocar emociones y recuerdos. Al incorporar elementos táctiles a los empaques, las marcas de moda pueden establecer una conexión más profunda con los consumidores.

Los acabados y las superficies texturizadas pueden proporcionar una experiencia sensorial agradable y memorable. El evento de interactuar físicamente con el empaque crea una sensación de anticipación e intriga, intensificando el vínculo emocional entre el consumidor y la marca. Ya sea el tacto de los tejidos finos o la suavidad de un material de alta calidad, el empaque multisensorial permite a las marcas de moda despertar emociones asociadas a sus productos incluso antes de llevarlos o utilizarlos.

La inclusión de fragancias en empaques multisensoriales añade otro componente de compromiso para los consumidores. Impregnando los materiales del empaque con un aroma característico o utilizando insertos perfumados, las marcas de moda pueden crear una experiencia multisensorial que permanezca en la memoria de los clientes.

Las fragancias tienen la capacidad de despertar la nostalgia y, de esta manera, desencadenar emociones de eventos pasados y establecer una conexión olfativa única con una marca.

Por ejemplo, una marca de perfumes puede mejorar la experiencia de desembalaje perfumando el envase con su fragancia icónica, sumergiendo instantáneamente al consumidor en el mundo de la marca. Este enfoque multisensorial añade una nueva dimensión a la experiencia global de la marca, dejando una impresión duradera en la mente del consumidor.

En una industria de la moda altamente competitiva, las marcas buscan constantemente formas de diferenciarse y crear nuevas experiencias para los clientes.

Los empaques multisensoriales ofrecen una oportunidad de diferenciación de marca. Al invertir en empaques únicos y bien pensados, las marcas de moda pueden mostrar su creatividad, su atención al detalle y su compromiso de ofrecer experiencias excepcionales a los clientes.

El empaque multisensorial puede ser un elemento clave en la venta en línea, donde los clientes suelen extrañar la posibilidad de interactuar directamente con la mercancía.

Además, el empaque multisensorial puede contribuir a la satisfacción del cliente al crear una sensación de valor y exclusividad. Cuando los consumidores sienten que una marca ha invertido tiempo y esfuerzo en diseñar un envase que atraiga sus sentidos, perciben el producto como más especial y es más probable que asocien emociones positivas con la marca.

El envasado multisensorial se ha convertido en una poderosa herramienta en la industria de la moda que ofrece a las marcas una oportunidad única para mejorar la experiencia de desembalaje y dejar una impresión agradable en los consumidores.

Si bien es cierto que los elementos multisensoriales no se deben ver de manera aislada, los minoristas deben buscar la manera de combinar los estímulos de los sentidos para tener un mayor efecto.

Combinando el atractivo visual, los elementos táctiles y la fragancia, las marcas de moda pueden crear encuentros multisensoriales que refuercen el compromiso con la marca, fomenten la fidelidad del cliente y se diferencien en un mercado competitivo.

A medida que esta tendencia siga evolucionando, podemos esperar que los envases multisensoriales se conviertan en una parte integral de la industria de la moda, influyendo en las percepciones de los consumidores y en las experiencias de marca.

La autora es Profesora e Investigadora del Departamento de Mercadotecnia e Inteligencia de Negocios de EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey.

COLUMNAS ANTERIORES

Suben 13% ventas y 22% Ebitda de Kof en II-2024
Jorge Manjarrez: In memoriam

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.