Monterrey

Jesús Garza: Inversión pública desigual

Es lamentable que el potencial de desarrollo económico del estado esté a merced de políticas que se dictan a miles de kilómetros

Esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó las estadísticas de la actividad industrial por entidad federativa para el mes de marzo. Destaca el crecimiento de Tabasco de 14.1 por ciento anual y una contribución al indicador nacional de 87 puntos porcentuales, primer lugar, le sigue Nuevo León con 64 puntos base. Estos datos son sorprendentes ya que hace un mes Nuevo León presumía las primeras posiciones junto con Jalisco, que repitieron, pero Tabasco ya entró al quite. El sub componente de construcción es todavía más claro, donde se evidencia que el primer lugar esta muy relacionado con la inversión pública en construcción en Tabasco, relacionada con Dos Bocas.

Asimismo, hace un par de semanas el Banco de México publicó su reporte trimestral de las economías regionales. En el mismo se observa cómo la inversión en construcción pública se está desplomando en el norte del país y se está detonando en el sur. Esto es reflejo del privilegio que le da otorga el gobierno federal hacia esta región.

Estas políticas desiguales de inversión ya están impactando a la región del norte del país. En Nuevo León lo han dejado sin agua por falta de inversión en este sector y muy pronto sin electricidad ante la falta de recursos para ampliar la capacidad productiva del sector eléctrico. Ello aunado a décadas de escasos recursos para elevar la movilidad en el estado que generó la ciudad más contaminada del país y con mucho tráfico.

Nuevo León continúa presumiendo ser la tercera economía más importante para el país con cerca del 8 por ciento del PIB y con la segunda mayor contribución al crecimiento. Asimismo, es la segunda entidad que más recursos aporta a la federación, superando al Estado de México, y con una cuarta parte de su población. Es lamentable que el potencial de desarrollo económico del estado esté a merced de políticas que se dictan a miles de kilómetros y que no entienden la importancia del dinamismo de la economía de libre mercado en Nuevo León.

De seguir la tendencia como va esperemos que poco a poco NL pierda dinamismo y comience a copiar a la economía nacional que se encuentra en un claro estancamiento. Es la economía de América Latina con peor desempeño post pandemia. Todo se solucionaría si le permitieran al estado y al sector privado invertir en los sectores de electricidad y agua, sin embargo pareciera una batalla perdida.

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.

COLUMNAS ANTERIORES

Mónica Lenz: Burnout, la enfermedad silente de la pandemia
Fernando Reyes: ¿Olvidaste presentar tu declaración y te pusieron una multa? ¡Solicita su condonación!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.