Monterrey

Marco A. Pérez: Población ocupada retrocede medio millón en mayo

Las mayores reducciones en personal ocupado se registran en el sector agrícola, ganadero, silvícola y pesquero

El día de ayer, el INEGI dio a conocer los resultados de su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al mes de Mayo, reportando una importante caída en la población ocupada de unos 518 mil puestos de trabajo, en comparación al nivel de empleo reportado el mes pasado, al pasar de 57 millones 667 mil empleados en Abril de este año, a 57 millones 149 mil personas ocupadas al mes de Mayo.

Por sector económico, las mayores reducciones en personal ocupado, se registran en el sector agrícola, ganadero, silvícola y pesquero, donde la reducción es de unas 267 mi plazas, y en el sector terciario (servicios) donde la reducción fue de unas 221 personas ocupadas, y particularmente en el ramo de restaurantes y de servicios de alojamiento, donde la reducción en el empleo se reporta de 142 mil puestos de trabajo, quizás por el brote de la nueva variante del virus del Covid.

Obviamente, al haber menos personas trabajando en la economía, (casi un 1 por ciento menos) no son buenas noticias para los estimados de crecimiento en el PIB, ya que el trabajo es un importante insumo para la generación de valor agregado.

Sin embargo, es importante señalar que si analizamos la caída en el empleo, asociado a los ingresos que reportan las personas ocupadas, llama la atención que ésta se concentra totalmente en personal que gana hasta dos salarios mínimos, ya que los trabajares devengando un salario de hasta un mínimo, se reducen en casi 720 mil personas ocupadas, y en trabajadores con ingresos superiores a 1 mínimo y de hasta dos salarios mínimos, los puestos de trabajo se reducen en poco más de 527 mil plazas, sumando estos dos grupos una caída de 1 millón 247 mil puestos de trabajo en solo un mes.

Por otro lado, los puestos de trabajo con salarios superiores a 2 mínimos y de hasta tres, aumentan en 205 mil, mientras que los que ganan más de 3 y hasta 5 salarios mínimos, aumentan en más de 616 mil puestos de trabajo.

Es decir, los menores trabajadores empleados al mes de Mayo, están mejor remunerados que los que se tenían el pasado mes de Abril, por lo que la derrama salarial debe ser superior en Mayo, a pesar de que hubo menores trabajadores empleados, con relación al mes de Abril.

No obstante, el grueso de los trabajadores en el País, se encuentra ubicado en el rango de ingresos de hasta 2 salarios mínimos, pues el 67.1 por ciento devengaba este ingreso de hasta 2 mínimos en Abril, mientras que para el pasado mes de Mayo esta cifra es de 65.5 por ciento, acusando una reducción de 1.6 puntos porcentuales.

El estrato de trabajadores devengando ingresos de hasta 3 mínimos, aumenta de 9.7 por ciento del total de personas ocupadas, a 10.1 por ciento, los que ganan más de 3 y hasta 5 salarios mínimos aumentan de 3.9 por ciento a 4.2 por ciento y finalmente, quienes ganan más de 5 salarios, pasan del 1.5 al 1.7 del total del personal ocupado, entre el mes de Abril y el de Mayo de este año.

Es incuestionable que los ingresos de la mayoría de la población ocupada son muy bajos, ya que quienes devengan ingresos superiores a 5 mínimos son apenas un 5 por ciento del total.

Es importante promover políticas tendientes a incrementar la productividad del trabajo, verdadero factor para el incremento salarial, ya que el incremento por decreto de los salarios mínimos, solo ha conducido a incrementar el número de trabajadores que lo devengan, ya que los incrementos de quienes ganan más, se mueven más en función de la inflación, lo que incrementa el número de trabajadores que lo devengan.

Antes de esta administración, los trabajadores cotizando al IMSS que devengaban hasta un mínimo, no llegaban ni al 5 por ciento del total, y ahora son una tercera parte, ya que quienes ganaban un poco más, ahora han pasado al estrato inferior.

Finalmente, esto también incide en la recaudación del ISR, el cual se cobra con tarifa progresiva, donde los bajos ingresos no solo pagan, sino que reciben un subsidio fiscal, por lo que la baja recaudación se explica por el bajo ingreso.

Marco Pérez

Marco Pérez

Economista especialista en finanzas públicas, Socio Director de Econometría Aplicada SC, Conferencista y Catedrático a nivel doctorado.

COLUMNAS ANTERIORES

‘Adjudican’ a GENSA distintivo Empresa Socialmente Responsable
Atenderá Hospital Universitario hidratación en pacientes con cáncer

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.