Monterrey

Luis España: SAT y SATNL no es lo mismo

El SATNL, se compone de seis direcciones generales y una coordinación general

Antes que nada, quiero agradecer al Financiero Bloomberg por este espacio que nos brinda para difundir la cultura fiscal de nuestra ciudad.

Si recientemente has escuchado en los medios de comunicación y redes sociales hablar del SATNL y no sabes qué es, te cuento que son las siglas de la Subsecretaría de Administración Tributaria de Nuevo León, dependencia que pertenece a la Secretaria de Finanzas y Tesorería General del Estado de Nuevo León.

Esta Subsecretaría nace del reglamento interno publicado el 06 de enero del 2022 en el periódico oficial del estado de Nuevo León; esta dependencia es la encargada de la fiscalización y recaudación de las contribuciones estatales, así como de la orientación y apoyo a los contribuyentes.

El SATNL, se compone de seis direcciones generales y una coordinación general, las cuales son, de Créditos y Cobranzas; Comercio Exterior; Fiscalización; Jurídica Tributaria; Recaudación; Servicios al Contribuyente y una coordinación general de Tecnologías de la Información.

Cada una de estas direcciones conforma lo que hoy conocemos como Subsecretaría de Administración Tributaria de Nuevo León, para implementar adecuadamente el ciclo tributario.

Además tiene como objetivo coordinar acciones que lleven a una mejor fiscalización y recaudación eficiente, para facilitar e incentivar el cumplimiento voluntario, para migrar al uso de las tecnologías de la información y tener un mayor acercamiento con los contribuyentes.

Las funciones principales de cada una de estas direcciones son las siguientes:

La de Créditos y Cobranzas tiene como tarea notificar en forma personal o mediante la vía electrónica las resoluciones administrativas que se determinen y con ellos ejercer el cobro de contribuciones, de créditos fiscales, multas, convenios o cualquier otro derecho que deba de percibir el Estado.

La de Comercio Exterior, se encarga de verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales y aduaneras derivadas de la introducción de mercancía y vehículos al territorio nacional.

La de Fiscalización tiene como objetivo hacer auditorías, inspecciones, verificaciones y demás actos que establezcan las disposiciones fiscales y con esto asegurar la debida aplicación de los subsidios y estímulos fiscales.

La dirección Jurídica Tributaria se encarga de resolver los recursos administrativos en materia fiscal de acuerdo a la normatividad vigente, así como de comparecer y representar a la secretaría.

Por su parte la dirección de Recaudación tiene como objetivo recaudar los ingresos del estado por concepto de impuestos o derechos, y en caso de ser necesario requiere a los contribuyentes para presentar sus declaraciones.

Asimismo, la dirección de Servicios al Contribuyente proporciona asistencia y asesoría gratuita a través de los diferentes canales de contacto, para facilitar los mecanismos de recaudación, cumplimiento voluntario y oportuno de las obligaciones fiscales.

Finalmente, para llevar todo esto acabo se creó la coordinación General de Tecnologías de la Información la cual se encarga de administrar las bases de datos, relacionadas con los padrones de contribuyentes. Además, rediseña y actualiza los sistemas de control del ejercicio de las finanzas públicas en materia de ingresos, con el objetivo de garantizar la integridad de la información.

La Subsecretaría de Administración Tributaria de Nuevo León tiene la labor de mantener una comunicación permanente con las direcciones y asociaciones representativas de los contribuyentes, para informar sobre las cuestiones fiscales relevantes en el estado y con la sociedad para establecer una cultura fiscal.

En Nuevo León, las contribuciones son la base, por lo que afirmamos que juntos contribuimos y nos fortalecemos para crecer.

En mi próxima participación escribiré acerca de los impuestos estatales de Nuevo León.

COLUMNAS ANTERIORES

Fernando Reyes: Cumplimiento de sentencias en materia fiscal, plazo y resolución
Víctor Romero: Velocidad vs Moda

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.