Monterrey

Lissely Ancira: La industria logística en México como indicador de desempeño económico

México es un país lleno de oportunidades logísticas debido a su ubicación

Lo que hace que las economías se comuniquen entre sí no son solo los sistemas o redes informáticas, sino también la logística del intercambio de productos para la comercialización. Hay varias formas de hacer que la economía logística funcione, es decir, sobre ruedas, como el transporte de mercancías, el ferrocarril, el aire y el mar. Cada uno de estos vehículos requiere una infraestructura especial para operar. Por ejemplo, se necesitan carreteras y rieles para las ruedas, aeropuertos para el aire y puertos para las rutas marítimas.

México es un país lleno de oportunidades logísticas debido a su ubicación en el continente americano, siendo vecino de Estados Unidos y puerta de entrada a Centro y Sudamérica. Tenemos acceso al Pacífico y al Atlántico para comunicarnos con Europa y Asia.

Durante el Covid-19, la industria del transporte, especialmente la entrega a domicilio, se benefició de un aumento en los pedidos de productos en línea a través de plataformas digitales. La industria de las aeronaval se vió muy afectada por el cierre total de las operaciones. La industria de la movilidad naval continuó operando solo para importar artículos de primera necesidad, pero los cruceros en términos de turismo se vieron interrumpidos. Las exportaciones exportaciones a los Estados Unidos alcanzaron niveles históricos.

Para aumentar la competitividad de nuestro país, necesitamos hacer inversiones estratégicas en logística. Algunas regiones de nuestro país tienen pocos ferrocarriles y aeropuertos. Importantes proyectos de infraestructura de transporte en México son el Aeropuerto de Santa Lucía, la ampliación de los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, y la vía férrea del Istmo de Tehuantepec.

Aunque los proyectos se concentran en el centro y sur del país, en la región norte, específicamente Nuevo León, el transporte de carga es muy importante porque va

principalmente a Estados Unidos. Con la vacunación y la recuperación económica hemos sido testigos de un aumento de la movilidad de las personas y en especial del turismo, lo que tuvo un impacto importante en el transporte aéreo. Ahora debido a los incrementos en los precios de los combustibles, vemos efectos inflacionarios en el transporte y la logística en todo el país. Es importante analizar el desempeño de la industria del transporte para monitorear la economía. Su comportamiento puede ser una clara indicación de la dirección de nuestra economía.

COLUMNAS ANTERIORES

Víctor Romero: Camiones autónomos ¿el futuro del transporte?
Edith González: El alto desempeño de los equipos no requiere de una nueva tecnología

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.