Monterrey

Marco A. Pérez: Estímulo adicional a las gasolinas, como veo, doy

El costo fiscal total va en camino de superar los $400 mil millones de pesos en este año

Analizando la dinámica que ha registrado el estímulo fiscal adicional a las gasolinas y al diesel, decretado el pasado viernes 4 de marzo, y que empezó a aplicarse durante la semana del 5 al 11 de Marzo, con un monto de solo $0.13 centavos por litro aplicable únicamente a la gasolina premium, ya que para la gasolina regular y para el diesel fue de cero, la dinámica posterior ha sido errática y sin parámetro de comportamiento alguno, ni en términos absolutos ni en términos comparativos, ni con proporción al precio internacional del crudo, materia prima principal para la producción de gasolinas y de diesel.

Si revisamos los precios del crudo, es precisamente en esa semana de Marzo, específicamente el día 8, cuando los precios del crudo mexicano alcanzaron un pico de $119.62 dólares por barril, ya que en Enero el precio rondó los $74 dólares y en febrero los $85 dólares por barril.

Posteriormente, los precios del crudo mexicano han oscilado entre los $95 y los $110 dólares por barril, mientras que el estímulo fiscal adicional, a finales del mes de Marzo, había aumentado a $2.44 pesos por litro de gasolina magna, $1.67 pesos para la gasolina premium, y de $4.07 pesos para el diesel.

Nótese que el estímulo fiscal adicional al diesel ya era 2.5 veces superior al otorgado a la gasolina premium, pasando de cero pesos al inicio del mes, a $4.07 pesos para finales de marzo, mientras que los precios del crudo estaban nivelados sobre los $100 dólares promedio, por debajo del precio inicial de arranque.

Para finales del mes de Abril, mientras el estímulo fiscal adicional a las gasolinas magna y premium se reducía, en 23 por ciento y en 35 por ciento respectivamente, el del diesel aumentaba en 16 por ciento, alcanzando los $4.72 pesos por litro, movimientos sin lógica económica alguna.

Ya para finales del mes de Mayo, se revierte esta dinámica, y mientras los estímulos a las gasolinas magna y premium suben de manera importante, 125 por ciento y 292 por ciento la gasolina premium, con relación al monto otorgado a finales del mes de Abril, el estímulo para el diesel cae 44 por ciento, pasando de $4.72 pesos por litro, a solo $2.65 pesos, y ahora es 38 por ciento inferior al estímulo otorgado a la gasolinas magna y premuim, cuando el mes anterior llegó a ser de más de dos veces al estímulo otorgado a las gasolinas.

Para esta semana del 18 al 24 de Junio, todos los estímulos crecen sustancialmente con relación a los otorgados a finales de Mayo, destacando el del diesel, el cual pasa de $2.65 pesos por litro, a $7.72 pesos, registrando un aumento de casi 200 por ciento, mientras las gasolinas aumentan su monto sobre los ochentas por ciento, y quedan en $7.02 pesos por litro para la gasolina magna y $7.99 pesos para la premium.

Todos estas variaciones, que llegan incluso a superar casi tres veces su monto de un mes a otro, suceden mientras los precios del crudo oscilan con variaciones de entre el 10 y el 15 por ciento de su precio.

Sería interesante que la Secretaría de Hacienda, encargada de calcular y de publicar estos estímulos fiscales a las gasolinas y al diesel, pusiera a disposición de los analistas las memorias de cálculo de estos estímulos, para descifrar y entender exactamente qué cálculos y qué variables están considerando, que los llevan a determinar estas cantidades tan difíciles de entender y de explicar, y sobre todo, de proyectar.

Ya casi se termina el primer semestre del año, y las perspectivas de que el mercado petrolero reinicie una tendencia de precios a la baja, de manera sostenida, no se vislumbra aún en el escenario mundial.

Lo anterior conlleva a un aumento continuado en el costo fiscal de estos dos estímulos, donde el estímulo adicional ya supera incluso, y por mucho, a la cuota de IEPS federal, que en el caso de la gasolina premium es de $4.64 pesos por litro, mientras que el estímulo adicional para esta semana es de $7.99 pesos por litro, $3.35 pesos o 72.2 por ciento superior a la cuota IEPS

A este ritmo, el costo fiscal total va en camino de superar los $400 mil millones de pesos en este año, monto superior al total del costo de los programas sociales de este gobierno, los cuales sí benefician directamente a la población vulnerable.

Si bien se estima que sin estos estímulos la inflación al consumidor podría ser entre uno y dos puntos porcentuales superior, es indiscutible que el mayor beneficio de estos estímulos fiscales los reciben los deciles de ingreso más alto.


Marco Pérez

Marco Pérez

Economista especialista en finanzas públicas, Socio Director de Econometría Aplicada SC, Conferencista y Catedrático a nivel doctorado.

COLUMNAS ANTERIORES

Tiene Nuevo León 286,490 personas LGBTI+
Desarrolla ESCALA dos proyectos en Tijuana

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.