Monterrey

Jesús Garza: Siguiendo a la Fed

El Banco de México deberá subir en al menos la misma magnitud que la Fed su propia tasa de interés

La Reserva Federal elevó la tasa de interés en 75 puntos base debido al sorpresivo aumento de la inflación de 8.6 por ciento el viernes de la semana pasada. Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, indicó que, si bien el mercado laboral continúa sólido en ese país, las persistentes presiones inflacionarias están afectando el ingreso disponible de las familias. El último dato de las ventas al menudeo de EUA sorprendió a la baja, cayendo 0.3 por ciento anual cuando el mercado pronosticaba un aumento marginal de 0.1 por ciento.

Powell mencionó que la Reserva Federal responderá adecuadamente si las presiones inflacionarias persisten al alza sin descartando otro movimiento de 75 puntos base adicional en la próxima reunión de política monetaria. Parece que la Reserva Federal está consciente que la rigidez de la inflación debe atacarse agresivamente. Asimismo, la Reserva Federal considera que la economía mantiene un sólido ritmo de crecimiento, sobre todo en el mercado laboral.

Los mercados financieros reaccionaron de manera positiva ya que habían descontado este movimiento con antelación. Sin embargo, las condiciones de restricción de liquidez continuarán mitigando el dinamismo del sector accionario y otros mercados de riesgo como las criptomonedas. Por el contrario, los rendimientos de los bonos gubernamentales siguen subiendo ante mayores expectativas de crecimiento en el futuro. Aunado a ello, conforme se materialicen las siguientes alzas en la tasa de interés en EUA se continuará fortaleciendo al dólar ante otras monedas, en particular contra el euro, donde el incremento de tasas se espera será más moderado.

Ante estas acciones, el Banco de México deberá subir en al menos la misma magnitud que la Fed su propia tasa de interés. Es importante mantener el diferencial de tasas para mitigar salidas de capitales del país que pudiesen depreciar a la moneda nacional. Además, no hacerlo al mismo ritmo podría perjudicar la estrategia de anclar las expectativas inflacionarias de mediano plazo al centro de la meta de la autoridad monetaria.

Ante este escenario, no descartemos que Banxico suba la tasa de interés en hasta 100 puntos base. La inflación se mantiene en niveles elevados, la Reserva Federal está siendo mucho más agresiva en su política monetaria y hemos observado una tendencia del peso hacia la depreciación en el corto plazo. Aunado a ello, los últimos datos de la actividad económica y del mercado laboral son positivos, aunque muestran cierta desaceleración, lo que sustenta un incremento importante en la tasa de interés de mercado en México siguiendo a la Fed.

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.

COLUMNAS ANTERIORES

Reiteran calificaciones a dos créditos de Nuevo León
Alfredo Esquivel: Cultura Contributiva

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.