Monterrey

Roberto Mercado: Empezamos el año y con algunos cambios…

Con varios cambios regulatorios no tan satisfactorios para la industria

Iniciamos el año con algunos cambios importantes en la regulación del sector eléctrico. El 31 de diciembre del 2021 se publica en el Diario Oficial de la Federación la segunda versión del Código de Red o como se le ha denominado Código de Red 2.0.

Ese mismo día se publicó el acuerdo A/037/2021, el cual modifica el acuerdo A/049/2017 en el que se emite el criterio de interpretación del concepto Necesidades Propias establecido en el artículo 22 de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), y por el que se describen los aspectos generales aplicables al Abasto Aislado.

Adicionalmente, se encuentra en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER) el anteproyecto enviado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) con relación a las nuevas Disposiciones Administrativas de Carácter General para la solicitud de permisos de generación de energía eléctrica.

Además de estos temas, también está pendiente la resolución de la Iniciativa de Reforma presentada por el Presidente, en octubre del año pasado.

En este artículo nos centraremos en el acuerdo A/037/2021, el cual modifica el concepto de Necesidades Propias y es un golpe duro para las empresas que buscan realizar proyectos de generación en sitio, para reducir sus costos de electricidad o para generar y consumir energía limpia o para mejorar la calidad de suministro de electricidad en sus instalaciones, etc.

Empresas de diferentes sectores industriales, utilizan energía térmica en su proceso de producción, como es el caso de empresas de papel, textiles, alimentos, petroquímicas, entre otras. Para empresas que utilizan energía térmica en su proceso de producción, resulta bastante atractivo instalar centrales de cogeneración, las cuales les permite obtener energía eléctrica y energía térmica para su proceso con la quema de un combustible, normalmente se utiliza gas natural. Esto reduce considerablemente sus costos en electricidad y en energía térmica, lo que los hace más competitivos.

Para muchas empresas su consumo de energía térmica es alto, lo que los lleva a instalar una central de cogeneración que produce la energía térmica que requiere la planta para su proceso productivo y que también produce más energía eléctrica de la que requiere la planta para su operación. Estas empresas venden sus excedentes de energía eléctrica a la red o a otras empresas, lo cual representa un ingreso adicional.

Como la generación eléctrica no es el área de expertise de este tipo de empresas (papeleras, textiles, de alimentos, etc.), muchas de ellas invitan a terceros, expertos en la generación eléctrica, a realizar la inversión o financiamiento, diseño, ingeniería, instalación y construcción, así como la operación y mantenimiento de la central de generación. Esto permite que el usuario final se enfoque en su actividad productiva y tenga a una empresa especializada que opere de manera eficiente la central de generación eléctrica, que se encargue de suministrarle en perfectas condiciones las energías térmica y eléctrica. Hay empresas que deciden absorber todo el riesgo y realizan la inversión, la instalación, operación y mantenimiento por su cuenta.

Las empresas que realicen la solicitud de un permiso de generación de electricidad a partir de este año ya no tendrán la oportunidad de operar como lo venían haciendo muchas de ellas. Las empresas que hagan estas nuevas solicitudes de permisos generación tendrán que apegarse a lo establecido en el acuerdo A/037/2021.

Dentro del contenido de este acuerdo, se elimina la posibilidad de que las empresas que cuenten con generación eléctrica en sitio puedan inyectar la energía generada en excedente al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y venderla a la red o a otras empresas que no sean parte de la misma compañía. Las centrales de generación interconectadas al SEN ahora tienen limitada su capacidad de generación eléctrica a la demanda eléctrica máxima de la planta.

Esto tiene repercusiones para empresas que quieren realizar un proyecto de cogeneración, porque estarán topadas a la capacidad de generación eléctrica sin considerar que su consumo de energía térmica puede ser mayor, por lo que no podrían obtener toda la energía térmica necesaria de la cogeneración. Esto podría hacer inviable muchos proyectos de esta naturaleza, los cuales pueden ser muy rentables.

El acuerdo no afecta solo proyectos de cogeneración, sino a todos los proyectos de generación eléctrica independientemente de la tecnología.

Algunos parques industriales buscan instalar una central de generación eléctrica y suministrar la energía eléctrica de las plantas establecidas en dichos parques. Hay diferentes motivos para realizar esto: no hay capacidad en las líneas de transmisión y distribución para atender la demanda del parque industrial, ofrecer un precio de electricidad más competitivo, ofrecer energía limpia, mejorar la calidad del suministro de la electricidad, etc.

Independientemente del motivo, esto tampoco será posible para los permisos de generación que sean solicitados a partir de este año. De igual manera tampoco será posible que un tercero realice la inversión en el proyecto de generación, como se venía haciendo.

Sin duda empezamos el año con varios cambios regulatorios no tan satisfactorios para la industria. Si se aprueba el anteproyecto de la CRE para la modificación de la solicitud de permisos de generación, se agregará una barrera más a la inversión en generación eléctrica en México.

El lunes 17 de enero iniciaron los Foros de Parlamento Abierto para el debate de la Reforma Eléctrica, los cuales concluirán el 15 de febrero del presente. Ante todos los cambios regulatorios que se están dando en el sector eléctrico, recomendamos a las empresas que busquen a especialistas que los puedan asesorar en las repercusiones de estos cambios en sus empresas.

De igual manera, hay que mencionar que existen oportunidades atractivas de suministro de electricidad limpia y a precios competitivos. Nosotros como consultores en compra de energía eléctrica seguimos lanzando continuamente licitaciones y los suministradores siguen ofertando y manteniendo sus negociaciones, a pesar de los cambios o propuestas de cambios regulatorios en el horizonte.

Roberto Mercado

Roberto Mercado

Socio Consultor y Director Comercial de EPSCON, empresa especializada en asesoría a grandes y medianas empresas en compra de energía eléctrica y negociación de contratos de suministro de energía.

COLUMNAS ANTERIORES

Víctor Romero: Camiones autónomos ¿el futuro del transporte?
Edith González: El alto desempeño de los equipos no requiere de una nueva tecnología

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.