Monterrey

Norma Canales: PropTech

Real Estate digital.

Los avances tecnológicos han crecido de manera exponencial los últimos 10 años. Las plataformas que antes eran las más conocidas y poderosas incluso se están reinventando para adaptarse a los cambios tecnológicos e innovadores de las nuevas generaciones, como es el caso de la creación del metaverso de Facebook. Podemos encontrar aplicaciones para facilitar nuestras vidas en casi todos los aspectos, desde movilidad, como entregas de comida. Sin embargo, aún falta mucho por desarrollar en el aspecto inmobiliario. El desarrollo e implementación de tecnologías para los bienes raíces es conocido como PropTech.

Una de las plataformas que iniciaron el PropTech fue airbnb en donde se alquilan casas o departamentos para todo tipo de presupuestos en de cada rincón del mundo. Con la llegada de la pandemia, se intensificó el uso de las tecnologías digitales, así como la adaptación de las mismas que han mostrado tener pertenencia ya que con la tecnología se han facilitado la productividad y forma de vida. América latina cuenta con muchos emprendedores y es casa de muchas startups que son consideradas unicornios, es decir, con valuaciones de mil millones de dólares o más. Sin embargo, en el sector inmobiliario todavía existe mucho espacio de mejora e innovación.

Existen muchas deficiencias en los servicios del sector inmobiliario en nuestro país, por lo que se abren las oportunidades de invención para eliminar dichas deficiencias. Si pensamos en las áreas de oportunidad de PropTech podríamos iniciar no solamente desde el listado de las propiedades en línea, si no que dar más información e incluso agregar realidad virtual a los activos enlistados, estilo metaverso. También, los brokers o agentes inmobiliarios podrían utilizar mejores herramientas digitales conectadas a Big Data para prospectar o tomar mejores decisiones, así como para agilizar los procesos documentales de las rentas o ventas. Otra idea interesante es mezclar PropTech con FinTech para mejorar el otorgamiento de créditos de vivienda y renta para los usuarios; además la evolución de la tecnología blockchain no debe quedarse atrás. Algunos desarrolladores podrían generar contratos descentralizados y así democratizar sus procesos para agilizar las pre-ventas y terminar sus desarrollos más rápido.

No cabe duda de que la tecnología avanza de manera acelerada. En el sector bienes raíces aún queda mucho por hacer. Apliquemos nuestro talento mexicano para mejorar las deficiencias del sector para así monetizar las oportunidades que existen en el mercado.

COLUMNAS ANTERIORES

Genera manufactura el 55% de los empleos en Nuevo León
Cemex participa en proyecto arquitectónico en Francia

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.