Monterrey

Jorge O. Moreno: Sintram 2021: la reingenieria de la economía del transporte en Nuevo León

En palabras del gobernador, al Sintram lo hallaron obsoleto, y colapsado.

Una gran noticia económica y con buenas expectativas sociales fue dada a conocer por el gobernador de Nuevo León, Samuel García, en esta etapa de consolidación de su agenda de gobierno para los próximos años. Me refiero al anuncio realizado en días pasados de la nueva inversión a realizar en el Fideicomiso para el Sistema Integral de Tránsito Metropolitano (Sintram) para modernizar la tecnología de seguimiento y sincronización de la movilidad en la Zona Metropolitana de Monterrey.

El anuncio lo oficializó el gobernador en su conferencia al lado de Hernán Villarreal, titular de la Secretaria de Movilidad del estado, en donde se anunció una inversión inicial de mil 100 millones de pesos para modernizar el Sintram, y de esta forma, incidir a través del transporte en todos los indicadores económicos y sociales que el transporte toca de manera directa y tangencial.

En palabras del gobernador, al Sintram lo hallaron obsoleto, y colapsado, por lo que con esta inversión será modernizada su infraestructura; lo que ayudará a mejorar la movilidad, a monitorear la contaminación y de esta forma ayudar a combatir a la delincuencia. La inversión permitirá contar con el sistema semafórico más grande de América Latina, además de modernizar el acceso al transporte público introduciendo aplicaciones que permitan conocer la circulación a tiempo real del transporte público, mejorando la capacidad de planeación de los transeuntes.

Para lograr estos objetivos integrales, parte de la modernización incluye fusionar el Sintram con el C5 de la Secretaría de Seguridad. El proyecto también contempla ampliar las intersecciones monitoreadas, de 705 a mil 050, y la habilitación de carriles exclusivos para transporte y vehículos en los que circulen más de dos personas, lo que ayudará a incentivar el uso compartido y así disminuir hasta 20 por ciento los tiempos de trayecto en la entidad.

De acuerdo con estimaciones proporcionadas por Villarreal, con estas acciones se disminuirán 273 mil toneladas de CO2, se ahorrarán 123 millones de litros de combustible y 48 millones de horas-persona en desplazamientos por los distintos motivos de viaje.

Un cálculo rápido con la información proporcionada indicaría que si el valor de cada hora-persona es igual o superior a $22.92 pesos, considerando el costo de inversión y el ahorro en desplazamientos, la inversión sería socialmente rentable.

Sintram permitirá conocer la rentabilidad social y prioridad de obras viales, conocer a tiempo real evidencias para reducir la incidencia de robos y presentar pruebas, conocer a tiempo real también los indicadores de contaminación y de la calidad de aire por zonas de la ciudad, todo esto además de la gestión de tráfico de la ZMT.

Villarreal también gestionará los cruceros dando prioridad a la seguridad e información para los usuarios, acceso a personas con necesidades especiales con semáforos peatonales y audibles, acceso a botones de pánico para garantizar la seguridad de las personas, permitiendo la mejora de este servicio esencial a otros mercados importantes en la etapa de reactivación económica.

El gobernador Samuel García mencionó al cierre que el modelo de transporte vigente hasta antes de este anuncio se remonta al lunes 15 de julio de 1974, más de 40 años: uno obsoleto y arcáico que no obedece a las necesidades del estado.

¿Qué esperar de un cambio en el modelo de transporte como el que se planteó en días pasados?

De realizarse este esfuerzo en términos de los alcances sociales mostrados, y de la mano de los múltiples ejercicios de reflexión que hemos realizado en este mismo espacio, se abrirá una oportunidad única para introducir una nueva dinámica y lógica a la movilidad local, aprovechando mejor el transporte público, y eficientando el uso del transporte privado.

La conexión entre oferta y demanda de los diversos mercados que integran nuestra economía local, empezando por el laboral, fomentaría el empleo formal productivo, y de forma particular, incidiría positivamente en indicadores de igualdad de género, como lo demuestra una serie de trabajos académicos próximo a publicarse que he realizado en colaboración con el Dr. Jaime Escobedo (FCFM, UANL) y la Mtra. Cecilia Cuéllar (FAECO, UANL).

Como ciudadano nuevoleonés y desde el ámbito académico, espero que esta iniciativa permita consolidar un proyecto de largo plazo para modernizar nuestro sistema de transporte estatal e intramunicipal, y con esto la capacidad del estado para reactivar su economía, priorizando el acceso y la seguridad de todos los ciudadanos, e incluyendo todas las medidas necesarias ante la realidad que nos seguirá acompañando en el futuro inmediato: la amenaza latente del COVID-19.

COLUMNAS ANTERIORES

Roberto Mercado: Y las tarifas eléctricas van que vuelan
Patricio Morelos: Una fórmula llamada Mariana Rodríguez

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.