Monterrey

Juan José Cervantes: ¿Cómo lograr que la ganancia sea primero?

Un simple cambio de comportamiento que puede convertir a su negocio en rentable.

Apreciable lector y dueño de PyME (Pequeñas y Medianas empresas), permíteme hacerte una pregunta, la cuál pudiera ser algo incomoda de responder: ¿tienes un negocio rentable? las utilidades que muestran tus estados de resultados, ¿son ganancias reales (listas para ser repartidas como dividendos) o nada más son ganancias en papel?

Si respondiste que, si tienes un negocio rentable y que son reales tus ganancias, permíteme felicitarte ya que no formas parte de la estadística de la tasa de fracaso de las PyMEs, ya que de acuerdo a datos del Global Entreprenurship Monitor (GEM) en los países en desarrollo (como México) entre un cincuenta y setenta y cinco porciento de los negocios dejarán de existir durante sus primero tres años, siendo la principal razón que el negocio no es rentable, es decir que este no genera ganancias.

Entonces ¿Tendrán la oportunidad los emprendedores y dueños de negocio que están sumándose a la estadística, de revertir su situación e incrementar sus probabilidades de supervivencia y éxito?

Hoy te tengo buenas noticias a esta cuestión, ya que sí hay esperanza y oportunidad de ser rentable y te platico el porque y como. Hace algunos años llego a mis manos uno de esos libros que “transforman” tu vida y negocio: El libro de “Profit First” (La Ganancia es Primero) de Mike Michalowicz. Donde el autor propone un sistema para gestionar el flujo de efectivo.

Este sistema es muy contraintuitivo ya que cuestiona la fórmula tradicional de Ventas – Gastos = Ganancia. Esta formula, aunque lógica, aceptada y utilizada en todo el mundo de negocios, es una formula que de alguna manera mantiene a los dueños de PyMEs en una “pobreza empresarial”. Es decir, nuestros comportamientos y decisiones del negocio atendiendo esta formula se ve de la siguiente manera: Cobramos dinero derivado de nuestros productos y servicios, pagamos todos los gastos del negocio (nóminas, renta, honorarios, servicios, directos, etc.) y al final si sobra algo lo pudiéramos considerar ganancia.

La propuesta de Mike es hacer un despeje a la formula y replantearla de la siguiente manera: Venta – Ganancia = Gastos. Bajo esta fórmula nuestros comportamientos y decisiones del negocio se verían algo así: Recibimos el pago de nuestros servicios / productos, dispersamos un porcentaje de este dinero a una cuenta bancaria (adicional) la cual etiquetaremos como nuestra Ganancia, y con el resto del dinero operamos el negocio.

El aplicar el método provoca que cerremos la brecha entre las “ganancias” ficticias en libros con el reflejo de estas Ganancias Reales en el Banco. El método puede sonar obvio y simplista, sin embargo, el beneficio es tangible y contundente: Dinero liquido derivado de nuestro negocio en una cuenta de ganancias.

Lo que para mi a resultado revelador es que un simple cambio de paradigma puede generar un gran impacto en las decisiones y gestión del negocio, logrando lo que. Goldratt planteaba como la META de todo negocio: ganar dinero hoy y en el futuro. Amigo lector y dueño de PyME te invito a formar parte de esta metodología para hacer rentable a tu negocio, o acaso ¿no es ya es momento de generar ganancias?.

El autor es especialista en Profit First, metodología enfocada en la rentabilidad del negocio. editorial@elizondocantu.mx

COLUMNAS ANTERIORES

Fabiola Vásquez: En la analítica de datos las plataformas son el medio, el talento: el fin
Hiram Peón: Todos los vacíos se llenan, con tu ayuda o con tu apatía

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.