Monterrey

Sube a 56% la capacidad hospitalaria Covid-19 en Nuevo León

De los 6 mil 804 pacientes que tienen la enfermedad activa, 789 permanecen hospitalizados de 1,400 que es el cupo de camas destinadas para atender pacientes con la enfermedad.

Ante el incremento explosivo en los casos positivos de Covid-19 en Nuevo León, la capacidad hospitalaria pública y privada subió al 56 por ciento, de acuerdo con los datos dados a conocer por hoy por la Secretaría de Salud estatal.

De los seis mil 804 pacientes que tienen la enfermedad activa, 789 permanecen hospitalizados de 1,400 que es el cupo de camas destinadas para atender pacientes con la enfermedad.

Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud en NL, comentó que, así como el número de ingresados mantiene un incremento constante, los pacientes intubados siguen ese mismo comportamiento. En las últimas 24 horas, este indicador pasó de 167 a 174.

“Hoy estamos inmersos en una tercera ola de contagios de Covid-19 y la situación comienza a ponerse más delicada, más crítica, más complicada donde debemos trabajar todos unidos, sociedad y gobierno para poder enfrentar esta pandemia”, advirtió el funcionario.

Lo anterior porque, las defunciones, luego de mantenerse por varias semanas sólo en un dígito comenzaron a escalar hasta llegar hoy a los 20 pacientes fallecidos por complicaciones con el virus.

En total, en Nuevo León, 11 mil 231 personas han perdido la vida a consecuencia del Covid.

MANTIENE SIN CAMBIOS LAS RESTRICCIONES

Pese a lo anterior, el Consejo de Seguridad en Salud determinó conservar sin cambios las restricciones de aforos y horarios a comercios y establecimientos del estado, por lo que continúa permitido mantener una capacidad del 50% y operar de 05:00 a 12:00 horas.

De la O Cavazos dio a conocer también el monitoreo de los indicadores estatales de salud para la reapertura económica correspondientes a la semana 28, que abarcó del 11 al 17 de julio pasado.

Éste, respecto a la semana 27, pasó de 4 a 2 en color verde, de 2 a 3 en amarillo, de 2 a 3 en naranja y mantuvo en color rojo a 2 indicadores.

La mayoría de estos presentaron importantes cambios, a excepción de la capacidad instalada para realizar pruebas y el crecimiento de enfermedades respiratorios que, durante toda la pandemia, se han mantenido iguales y en color verde.