Monterrey

Thomas Michael Hogg: La industria 4.0 vino para quedarse

Existen oportunidades concretas para las empresas mexicanas de tener un fuerte crecimiento sustentable y rentable en inversiones.

La semana pasada el gobernador del estado de Guanajuato, Diego Sinhue, lanzó el “Valle de la Mentefactura” queriendo posicionar su región a nivel internacional. Una historia de éxito de cómo en cuestión de 30 años Guanajuato pasó de ser un estado agrícola a ser un estado industrial muy importante y ahora compitiendo para estar entre los estados más crecientes en temas de industria 4.0, automatización, robotización, inteligencia artificial, fábricas inteligentes y transformación digital industrial.

El Valle de la Mentefactura es una política pública con objetivos sociales, económicos, educativos, medioambientales y gubernamentales, que busca impulsar el crecimiento del estado mediante una estrategia de desarrollo industrial. Como evento central el Gobernador mencionó la feria industrial Hannover Messe México (Industrial Transformation Mexico), considerada la Olimpiada de la Innovación, la cual se llevará a cabo del 6 al 8 de octubre del 2021 en el Poliforum de León, Guanajuato.

Este año el formato será híbrido (presencial - digital) y contará con más de 20 mil visitantes y más de 150 expositores nacionales e internacionales. Habrá 9 mil metros cuadrados de exposición y más de 500 encuentros de negocios. Otro evento clave será la RAI (Reunión Anual de Industriales) que se ha convertido en el foro de la industria más importante de México y América Latina para intercambiar ideas y conocimientos que generen mejores condiciones para el desarrollo del país y de su industria. Este año EUA será el país invitado de honor.

En esta coyuntura es especialmente crucial fortalecer la relación bilateral con su país vecino, principal socio comercial y fuente número uno de inversión extranjera directa. Para la CONCAMIN y la CAINTRA, Estados Unidos es sin duda un aliado con el cual se debe colaborar todavía de manera más estrecha.

En especial para conectar el segmento de las PyMEs con la oportunidad de certificarse en los sectores estratégicos para lograr exportar aún más y competir a proveedores asiáticos. La tendencia de proveedores extranjeros que capitalizan la ubicación y los recursos mexicanos para exportar hacia Estados Unidos y Canadá dentro del T-MEC ha sido muy notorio en los últimos meses.

El plan de fortalecer la economía mexicana debe habilitar a las PyMEs nacionales para poder ser más competitivos, ágiles y económicamente más exitosos. Considero que la participación de empresas regias y sus capitanes industriales en ambos eventos será fundamental por el rol que juega el Estado de Nuevo León en temas de innovación y desarrollo manufacturero.

La semana pasada estuve participando en el “roadshow” de la feria “Industrial Transformation Mexico” con Directivos regiomontanos. Clelia Hernández, Directora de Nuevo León 4.0; Jaime Parada, Director del I2T2; y Alfredo Sastré, Presidente del CSOFTmty, enfatizaron que existen oportunidades concretas para las empresas mexicanas de tener un fuerte crecimiento sustentable y rentable en inversiones 4.0.

La importancia de invertir en innovación, habilitar el ecosistema 4.0 y agregar valor a través de la tecnología fueron los tres temas que concluyeron serán primordiales para el país. Los avances tecnológicos están redefiniendo los procesos de manufactura, las instalaciones de producción y diseño, los sistemas de distribución y las cadenas globales de valor. La gestión inteligente de las plantas y parques industriales es una tendencia para quedarse y se nota que hay cada vez más inversión y competitividad en las principales ciudades y estados industriales en México.

“Guanajuato se ha consolidado como una plataforma económica y logística de calidad mundial, pero también, se ha convertido en una plataforma de vanguardia en el conocimiento mundial. La ITM y la RAI nos han permitido tener acceso a la reflexión, a los conocimientos y a las tecnologías del futuro.

Pero especialmente, nos han permitido forjar alianzas entre instituciones, entre sociedad y gobierno, entre empresarios y emprendedores. Nos han permitido forjar una unión entre nuestro presente de esfuerzo y un futuro mejor”, dijo recientemente el Gobernador Diego Sinhue.

Me da gusto ver estos enfoques y avances. México debe mejorar su competitividad y los tomadores de decisión a nivel empresarial, político y académico son responsables para llevar al país hacia una verdadera economía en desarrollo. Hay industrias como la automotriz que ha tenido una transformación acelerada los últimos ocho años y existen una serie de otros sectores y nichos de mercado donde México puede ocupar un rol mucho más fuerte.

Recuerdo el programa “Texans helping Texans” que el Gobernador Abbott de Texas lanzó el año pasado cuando empezó la pandemia y mi gran duda es si México algún día tendrá un “México ayuda a Mexicanos y Mexicanos ayudan a México”, potencializando las oportunidades concretas que existen para el bien de su país. La solución está en hacer unión y tener una visión para un desarrollo económico y social contundente.

COLUMNAS ANTERIORES

Calor impulsa ventas del sector de aires acondicionados
Reporta Femsa alza de 20% en ventas y 3,082 mdp de utilidad en II-2021

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.