Monterrey

Miguel Moreno Tripp: Petróleo ¿A 100 dólares por barril?

Hay varias cotizaciones estandarizadas según la región de que provienen.

Una nota d esta semana menciona que se están comprando y vendiendo opciones sobre el precio del petróleo a US$ 100 el barril.

Vamos por partes. ¿Cuál petróleo? Hay varias cotizaciones estandarizadas según la región de que provienen. El West Texas Intermediate (WTI), el Brent del mar del Norte y nuestra mezcla mexicana con el Olmeca y el Maya. Las cotizaciones mencionadas se refieren a los dos primeros.

Una opción es un instrumento financiero derivado que otorga a quien la compra la posibilidad (de ahí su nombre de opción) de ejercerla o no a cambio de pagar una prima.

La opción de compra del barril de petróleo del WTI se paga una prima para que a su vez me lo vendan a un precio determinado, en este caso los US$ 100 (se le conoce como el strike). Nótese que no se está comprando directamente un barril de petróleo sino la posibilidad de comprarlo al mencionado strike. ¿Qué pasaría si el precio no llega a los US$ 100? Entonces el comprador de la opción no la ejerce (no pagaría a US$ 100 si el precio estuviera más abajo en el mercado). Claro, se perdería la prima.

No es muy distinto de un seguro. Es decir, uno paga una prima (mismo nombre) y se asegura uno por accidentes automovilísticos, salud, etc. solo que, en este caso, se asegura un precio de compra. Cómo se mencionó, si no se ejerce, se pierde la prima, justo como si se paga la prima anual y no se tiene ningún accidente.

Cuando lo que se asegura es el precio al que puedo comprar el subyacente, se llama un call: piense en términos de “llamar” el subyacente al precio al que lo “aseguré” (el strike).

Hay la opción contraria: Se paga una prima para asegurar un precio en el que pueda vender el subyacente. Esto es un put: ahora “pongo” el subyacente para que me lo paguen al precio pactado. Estas son las famosas coberturas que compra el gobierno mexicano ya desde hace varios años para poder “poner” o vender la mezcla mexicana a un determinado precio. Si el precio está más alto en el mercado, se vende a mercado, aunque se pierde la prima, pero si el precio se cae por debajo, entonces de lo vendo a quien pacté el put.

Esta actividad en compraventa de opciones sobre el petróleo, al precio de US$ 100, llama la atención porque ese precio no se ve desde 2014. Además, nótese que el precio que están asegurando es de US$ 100: ¡esperarían que todavía suba más!

Algunas de esas posiciones (así se llaman) están con ese precio de US$ 100 ya para diciembre de 2021. De acuerdo con el Wall Street Journal, hay casi 16 millones de barriles del WTI a ese precio y a esa fecha. Para el Brent en Londres, los contratos a US$ 100 a diciembre de 2021, cubren 32 millones de barriles.

Sin embargo, no se necesita que el precio realmente suba a más de US$ 100. Baste con que haya mucha volatilidad en el precio de referencia de esos contratos como para que adquieran valor y haya quién los quiera comprar. Probablemente sea una empresa que prefiera pagar la prima de ese “seguro” y de esta manera asegurar el precio.

Los instrumentos derivados no son nada nuevos. Desde Mesopotamia ya se utilizaban. En México tenemos al MexDer, el mercado de derivados desde finales de los 90′s. Desde hace mucho tiempo se cotizan derivados sobre el peso en Chicago, pero esa es otra historia.

COLUMNAS ANTERIORES

Jorge A. Moreno: ¡A toda máquina!
Logra Parque Fundidora ingresos históricos en cuatrimestre

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.