Monterrey

Carlos Peña: ¿Por qué México se niega a ser Primermundista?

Son diversos factores los que influyen en el desarrollo del país.

Somos el país con más tratados comerciales internacionales en el mundo, uno de ellos es el tratado más importante, el TMEC, con nuestros socios Canadá y Estados Unidos.

La pobreza mental es la pobreza material y cuando las capacidades son intrínsecamente limitadas a la envidia, al rencor, a la falta de apreciación a tantas cosas buenas de la vida, al repudio que sobresale e imposibilita lograr las cosas. Este comentario liga al por qué México o países de Latinoamérica no logran crecer y lograr ser países primermundistas, mucho se dice que son cuestiones de origen, son por heridas generacionales, es decir depende la educación que nuestros padres nos dieron, que con el tiempo se convierten en costumbres y creencias que se arraigan, y cambiar es complicado, pero no imposible.

Hay un libro que recomiendo que se llama “La Libertad en América Latina” escrita por Álvaro Vargas Llosa, por cierto, hijo de Mario Vargas Llosa, y dice ese pensamiento de dependencia viene desde antes de la conquista e inclusive desde la época prehispánica, en la llegada de la “conquista” de los españoles a América ya había disputas en México.

Hay cadenas desde la llegada de los españoles, la cultura española y la cultura prehispánica causa una costumbre que hasta el día de hoy prevalece y lo vemos con datos económicos con más de 75 millones de personas que viven en pobreza evidente, con un régimen de gobierno dominante, con tendencias populistas que está ya en la costumbre tan así, que en la época de la colonia la llegada de los españoles se ponían a trabajar en busca de oro, plata, y lo reportaban a la corona, es decir producían para otras personas pero nunca fue para producir riqueza propia.

En conclusión, hay tantas cadenas emocionales que están tan arraigadas como la religiosa, creencias populistas como el que ser pobre es maravilloso y cuanto más pobre en esta vida es mejor y por lo tanto más grande va a ser tu parcela en el cielo y cuanto más sufres en esta vida mejor, porque mejor te va a ir en la otra vida.

¿Por qué México no cambia? Mucho tiene que ver la importancia en la educación, la ignorancia es un arma contra el crecimiento, mientras países invierten en energía renovable, sustentable, inteligencia artificial, otros países piensan en el petróleo como la principal actividad para el progreso, es como volver a la era de los caballos como medio de transporte.

¿Por qué México no cambia? Es porque no aprendemos de nuestras lecciones, la historia se reescribe porque no terminamos a cerrar y es porque no aprendes de la historia y la sigues repitiendo, eso pasa en México, dictadores del siglo 19 como el General Santa Anna, Juan José Rosas en Argentina, Miguel Ángel Asturias y todos los países latinoamericanos están cortados con la misma tijera, como Cuba, Venezuela, Argentina y México.

La pregunta ahora sería cómo evitar un país dictatorial y evitar el unipluralismo y sería la unidad bajo un mismo tenor de presión y eso lo pueden hacer la Iglesia, la educación, la iniciativa privada y así evitar cambiar una Constitución antidemocráticamente porque el conocimiento es tan vasto que no cabe en un solo cerebro.

¡Hasta la próxima!

COLUMNAS ANTERIORES

Hilda Talamantes: La importancia de revisar la clasificación de riesgo de tu empresa
Cesáreo Gámez: El 6 de junio

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.