Monterrey

Luis González: ¿Nueva ruta sostenible en Nuevo León?

La ubicación geográfica de México brinda una gran oportunidad de desarrollarnos en conjunto con el comercio de Estados Unidos y Canadá.

Estimado lector, los seres humanos hemos vivido una constante evolución, hoy como sociedad enfrentamos retos diferentes a los que se vivieron hace tan solo un par de décadas. Históricamente el comercio en el mundo ha sido lo que nos ha catapultado a compartir experiencias generándose así un rápido aprendizaje colectivo. Actualmente en ámbitos como en la evolución ciber-fisica la aportación global de todos ha llevado la tecnología a lugares que nuestros abuelos posiblemente no imaginaron.

Hoy el comercio global nos impulsa hacia la mejora continua y a la competitividad. Pero a diferencia de décadas pasadas las empresas, los gobiernos y la ciudadanía debemos de tener una evolución sostenible.

En siglos pasados, existieron regiones aisladas del comercio global, por este motivo no desarrollaron avances tecnológicos a la misma velocidad, generándose retrasos en comparación de las poblaciones que si se encontraban en una sociedad con un comercio abierto.

Hoy más que nunca debemos de colaborar en conjunto con las grandes potencias. Implementando las tecnologías de vanguardia que brinden eficiencia, competitividad a nuestras ciudades y a nuestras empresas.

La ubicación geográfica de México y particularmente todos los estados de la región norte del país brinda una gran oportunidad de desarrollarnos en conjunto con el comercio de Estados Unidos y Canadá llevando así bienestar a nuestras familias.

Nos encontramos viviendo una etapa en nuestra evolución, en la que gracias al petróleo hemos tenido un gran crecimiento. Pero esto ha tenido una gran afectación ecológica, por la emisión constante de un exceso de contaminantes.

Hoy las nuevas tecnologías energéticas, nos brindan la oportunidad de disminuir y hasta con algunas de ellas de eliminar las emisiones en su totalidad. Aportando mayor bienestar a nuestra sociedad.

Presenciamos un impresionante intercambio comercial, en el que las mercancías, la tecnología, las tendencias y por qué no decirlo hasta los virus como el covid que desafortunadamente todos nos vimos afectados, nos hacen seguir tendencias globales. Actualmente a nivel global ya existe una nueva ruta energética, con metas hacia el desarrollo y bienestar sostenible.

En Nuevo León tenemos hoy el fin de un ciclo de gobierno y el inicio de uno nuevo. Uno de los grandes retos que contamos en el área metropolitana es disminuir el grave problema de contaminación que tenemos. Como lo he compartido en columnas anteriores somos uno de los estados más contaminados de todo el continente americano. La contaminación del aire, la tierra, así como la del agua, enferma a toda la población, lo cual impacta con sobre costos en salud a la población, al estado y a la federación.

La sostenibilidad la podemos alcanzar implementando nuevas tecnologías, así como reingenierías en nuestras ciudades en las prácticas cotidianas y en las formulas sistemáticas de realizar nuestros procesos. Es decir hay que replantear los procesos que realizamos diariamente los ciudadanos, las empresas y las operaciones de gobierno.

Cada empresa y los gobiernos deben involucrar a de toda la cadena de suministro en la mejora de procesos, disminuyendo emisiones y costos. Hay que analizar el origen de problemas, los riesgos  y ver las oportunidades.

En nuestro país el transporte es el principal responsable de la polución que respiramos, con el 90% de las emisiones de Monóxido de Carbono y del 45% de Óxidos de nitrógeno. Aunque en Nuevo León contamos con una muy alta concentración de partículas PM-10 y de PM-2.5. Lo que representa un grave problema ambiental y de salud para todos los municipios del área metropolitana.

Esto es algo que el nuevo gobierno del estado, los municipios, las empresas y los ciudadanos debemos de trabajar aplicando todas las medidas tecnológicas que se encuentren en nuestras manos.

Si no tomamos las medidas necesarias hoy, podemos llegar al punto de inflexión en el que ya es tan grave el problema que no habrá una solución, lo bueno es que todavía estamos a tiempo. Esto se trata de cuidar nuestra ciudad, en la que viven a nuestras familias, nuestros hijos y de dejar un futuro optimista para todos.

Estimado lector, ¿cree usted que el nuevo gobierno del estado de Nuevo León, implementará medidas en las que en conjunto con la ciudadanía y con los empresarios se busque la sostenibilidad para que el bienestar social siga incrementándose?

Gracias, Hasta la próxima ¡

El autor es CEO de Petroland, ex Director General de Franquicias Pemex y constructor de Estaciones de Servicio. Comercializador Autorizado de Gas Natural Licuado y Comprimido de la CRE, miembro del PEI/NACS y Consultor en Eficiencia Energética.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

COLUMNAS ANTERIORES

Alejandro Zertuche Fuentes: Pasadas las elecciones ¿Qué sigue?
Jaime García Narro: El regreso esperado del líder

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.