Monterrey

Javier Amieva: Buenas noticias para el Banco del Bienestar y el gobierno de México

Situación fronteriza.

De acuerdo con las memorias del Comité de Seguridad Nacional del Senado de los Estados Unidos (EU), derivadas del testimonio del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, hace unas semanas, sobre la situación fronteriza ante el medio político informativo The Hill, la oportunidad de aprobar una reforma migratoria en EU es única ya que senadores Republicanos y legisladores del mismo partido instan a Biden a resolver la crisis migratoria en la frontera con México y los Demócratas están ansiosos de que la situación de una reforma integral suceda.

Sin importar cual agenda se vería más beneficiada es un hecho que hay que imponer orden en la frontera, detener las caravanas provenientes del sur y al mismo tiempo mantener el cumplimiento de los compromisos de derecho de asilo, restableciendo la seguridad migratoria que Trump dislocó.

El Secretario Mayorkas, reafirmó el compromiso de EU de proteger a menores no acompañados y estacionados en la frontera; detalló algunas medidas que está tomando la administración para cumplir esa promesa.

De cara al futuro, la administración Biden tiene la oportunidad de prevenir la próxima crisis fronteriza antes de que comience. Para hacerlo, debe transformar fundamentalmente el sistema de inmigración de la nación en uno que sea más humano, justo y ordenado y garantice la protección mientras se mantiene la seguridad, expone The Hill.

Hacer estas reformas necesarias y largamente retrasadas aumentará la eficiencia que permitirá que las reformas se paguen por sí solas a largo plazo. Varias administraciones han mantenido un marco predominante de aplicación de la ley en la frontera mediante  políticas de disuasión en lugar de protección, descuidando vulnerabilidades de niños, poniendo en peligro su seguridad y violando los acuerdos internacionales.

A medida que los menores y las familias continúan llegando en búsqueda de seguridad, está claro que estos enfoques de aplicación de la ley no podrán disuadir a las personas que huyen de su tierra para salvar sus vidas y encontrar un mejor futuro para sus familias.

En sus 12 años de trabajo con miles de niños no acompañados en los EU, Kids in Need of Defense (KIND), ha observado cómo el aumento en las llegadas de niños no acompañados durante administraciones anteriores crece y puso de relieve la necesidad de reformas  que defiendan los derechos y el bienestar de estos.

El grupo de menores, actualmente en espera en la frontera limítrofe entre EU y México, como aquellos  que se han trasladado a otros centros y originado esto por el bloqueo en la frontera impuesto por la administración Trump, presenta limitaciones de espacio de refugio del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) debido al Covid-19, es a la vez un desafío y una oportunidad; sin embargo hay miles de patrocinadores deseosos de apoyar tanto en el proceso legal como en brindar refugio en el seno de familias voluntarias.

Reabrir la frontera a los menores y a los adultos que les guiaban así como reiniciar el proceso de otorgación de asilo fue el enfoque correcto ya que EU envía al mundo una señal de restablecimiento de la Democracia y cierre de uno de los más vergonzosos gobiernos que esta nación haya tenido ante los ojos del mundo; sin embargo esta decisión hará  mucho más difícil la aprobación de una reforma integral migratoria que los Republicanos acusan como una crisis que pone en peligro al país, aunque ellos saben que 40 mil menores y 190 mil migrantes que entraron hasta abril, es prácticamente la nueva cuota migratoria de asilos que buscará Biden.

“En KIND, el 95 por ciento de  casos completados en 2020 resultó en un alivio legal, pero la mayoría de los niños  han sufrido traumas inimaginables.  Un sistema de inmigración renovado liberaría a los niños de la custodia del gobierno para ponerse al cuidado de familias patrocinadoras de manera rápida y segura, les proporcionaría abogados y les permitiría obtener salud mental y otros apoyos básicos”

Todo lo anterior debe de acordarse y conjugarse con los gobiernos de México y de Centroamérica, pero por hoy están estos más centrados en elecciones violentas, pleitos internos,  desgobierno y decenas de asesinatos entre candidatos y periodistas.

La buena noticia para algunos, es que cada día habrá más individuos que abandonen su patria en búsqueda no solo de mejores ingresos familiares, sino también, un ambiente menos violento y un futuro democrático; entonces para regocijo de muchos, los autoexiliados contribuirán con más “remesas” que alimentaran al Banco del Bienestar y a los proyectos personales.

COLUMNAS ANTERIORES

Hilda Talamantes: La importancia de revisar la clasificación de riesgo de tu empresa
Cesáreo Gámez: El 6 de junio

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.