Monterrey

Rodrigo Fenton: El emprendimiento a través de adquisiciones mediante Search Funds

Un fondo de capital donde el emprendedor busca a un grupo de patrocinadores que fungen como inversionistas, socios, mentores y fuente de contactos para la adquisición de un negocio en operación.

Es posible que usted conozca la siguiente historia: Bill Gates y sus socios programadores recibieron en 1980 una llamada de IBM, quién estaba por lanzar una serie de computadoras personales y estaba trabajando con ellos una aplicación para escribir en el lenguaje BASIC. IBM necesitaba un Sistema Operativo para sus computadoras, pero Gates no lo tenían desarrollado y los refirió a con Digital Research, quién contaba con el popular sistema denominado CP/M y era muy conocido entre la naciente comunidad de usuarios de computadoras personales. IBM y Digital Research no pudieron llegar un acuerdo de uso, por lo que eventualmente, IBM regresó con Gates y sus socios. Sin tiempo para iniciar desde cero la contratación de lo que sería básicamente la infraestructura y empleados para el desarrollo de un nuevo sistema operativo, Bill Gates tuvo la brillante idea de contactar a otra empresa, llamada Seattle Computer Products y básicamente adquirió todo lo referente al sistema 86-DOS. El fondeo para la compra provino en parte de IBM, así como otros socios. Posteriormente, se negoció con IBM un contrato de uso no exclusivo para sus computadoras personales, permitiendo la existencia de computadores compatibles. Eventualmente, el sistema se renombró a MS-DOS, ya usando la infraestructura y conocimiento adquiridos. La historia de Microsoft, una de las pocas empresas con un valor actual superior al billón de dólares había comenzado.

Esta historia nos sirve para recordar que existe una importante avenida de emprendimiento disponible para aquellos que buscan iniciar su empresa: el llamado Emprendimiento a través de las Adquisiciones o Entrepreneurship Through Acquisition (ETA). En este concepto, el emprendedor adquiere la infraestructura completa, el capital intelectual, los derechos de uso o simplemente una franquicia de un negocio que ya cuenta con operaciones. Si bien este tipo de emprendimiento no es nada nuevo, un método reciente de adquisición ha venido tomando importancia relativa con bastante éxito, el cual se conoce como el Fondo de Búsqueda o Search Fund.

El Search Fund es un fondo de capital donde el emprendedor busca a un grupo de patrocinadores que fungen como inversionistas, socios, mentores y fuente de contactos para la adquisición de un negocio en operación. Se levanta con ellos una cierta cantidad de capital para llevar a cabo la búsqueda de una empresa que reúna ciertas características en un periodo de dos a tres años. Una vez seleccionado la empresa y negociado un valor, el emprendedor y sus patrocinadores estructuran la adquisición del negocio, el cual se opera en un periodo de cuatro a siete años. Al terminar este periodo, los patrocinadores recuperan su inversión, ya sea a través de la venta del negocio a un nuevo interesado o negociando un esquema de pago con el emprendedor.

El modelo del Search Fund se formalizó en la Universidad de Stanford en la década de los 1980′s con un pequeño grupo de entusiastas. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Chicago, fue hasta este milenio que tomó auge, llegando al punto de masa crítica a partir de 2013. La Universidad de Stanford identifica que existen más de 400 Search Funds en Norteamérica. Para el caso México, el IESE de la Universidad de Navarra ha identificado más de 28 fondos levantados, de los cuales 16 han llevado a cabo la adquisición de un negocio, siendo uno de los países más activos.

Para estudiar la dinámica de los Search Funds, se usa la analogía de un caballo de carreras. El “Jockey” suele ser un grupo de 1-3 personas interesadas en convertirse en emprendedores. Estos interesados potenciales no cuentan siempre con la experiencia suficiente y tradicionalmente son relativamente jóvenes (muchas veces graduados de Maestría).  Para asesorarlos, a los patrocinadores se les refiere como el “Entrenador” y suelen contar con un perfil más solido y con experiencia para asesorar a los Emprendedores. No solamente son inversionistas potenciales con recursos para apoyar la adquisición, también apoyan con tutoría y experiencia a los emprendedores y los asesoran en la adquisición y operación de la empresa. Finalmente, la empresa se le conoce como el “Caballo”, y suele tener las características básicas de ser una operación sólida. De acuerdo con los estudios de Stanford y IESE, las empresas se caracterizan por ubicarse en los sectores de tecnología y/o servicios primordialmente.

Si bien los Search Funds son de reciente llegada en México, resulta un modelo muy interesante, particularmente para jóvenes emprendedores que no necesariamente cuentan con la experiencia necesaria. Esperemos con ansía ver múltiples historias de éxito en este país.

Rodrigo Fenton Ontañón es economista y Profesor de Finanzas en la Escuela de Negocios del ITESM Campus Monterrey.

Opine usted: rfenton@tec.mx

COLUMNAS ANTERIORES

Guillermo Godínez: Preventas… una oportunidad de mucho análisis
Javier Amieva: Buenas noticias para el Banco del Bienestar y el gobierno de México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.