Monterrey

Jesús Garza: La teoría de juegos y el pacto fiscal

La discusión reciente en la entidad de Nuevo León y otros 8 estados más tiene un enfoque de relación entre recaudación y gasto que perjudica a las finanzas de estos estados.

La discusión del pacto fiscal se puede debatir de distintas aristas desde el tema económico, político y de gobernanza. La discusión reciente en el estado de Nuevo León y otros ocho estados más tiene un enfoque de relación entre recaudación y gasto que perjudica a las finanzas de estos estados. Es decir, recaudan ingresos que aportan a la federación y reciben en transferencias una cantidad mucho menor.

Se ha debatido sobre las acciones que deben tomar estas entidades para solucionar el problema, ya sea renegociar el pacto fiscal o salirse. El problema de la renegociación del acuerdo es que a la mayoría de los estados y a la misma federación no les conviene justo porque reciben más de la federación de lo que aportan. Así, es probable que esta discusión se bloquee en el congreso federal como ha sucedido a lo largo de las últimas cuatro décadas cuando se toca ese tema.

A continuación, utilizo la teoría de juegos para tratar de encontrar una solución a este problema (en función del ingreso). Es decir, cuál debiera ser la estrategia a seguir del estado de Nuevo León de acuerdo al entorno actual.

En la figura anterior se definen los cuadrantes en función del impacto en los ingresos de la federación y del estado. En el primero, se considera que si ambos, el estado y la federación deciden negociar habría un impacto adverso para la federación, por una menor recaudación, y uno positivo para NL por mayores ingresos. En caso de que NL quiera salir y la Federación negocie acorde se considera que el impacto positivo a NL es mucho mayor por la autonomía fiscal, es decir, mayores recursos que si solo negocia. Lo contrario sucede con el impacto hacia la federación. En esta primera fila de opciones es claro que la estrategia dominante para NL es salirse del pacto fiscal por el fuerte aumento en los ingresos.

En el cuadrante en el que NL quiere negociar, pero la federación lo rechaza vemos un impacto nulo para los dos. Es decir, los dos se quedan con los niveles actuales de ingresos. Por último, en el caso en que NL quiere salir y la federación lo rechaza vemos un impacto positivo para NL por mayores ingresos y uno negativo a la federación por menores recursos. Si observamos con claridad independientemente de lo que elija NL la federación optará por rechazar la negociación siempre, es decir, es su estrategia dominante.

Así, si resolvemos el juego tenemos un equilibrio de Nash en el cuadrante donde NL decide salirse del pacto fiscal y la federación no negocia. Es importante mencionar este pequeño ejercicio omite muchas otras variables y factores que están involucradas en esta toma de decisiones. Pero, si tomamos en cuenta los ingresos, este ejercicio nos muestra que la estrategia dominante para NL es de salirse del pacto fiscal.

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.

COLUMNAS ANTERIORES

Jorge A. Moreno: ¡A toda máquina!
Logra Parque Fundidora ingresos históricos en cuatrimestre

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.