Estados

Autoridades separan de su cargo a 2 personas por ser omisas en caso de abuso sexual en kínder

El becario, sin ser educador, fue designado por las autoridades educativas para dar clases a decena y media de niñas y niños del preescolar de la comunidad Camino Real.

La Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) separó de sus cargos a las dos responsables del preescolar  ‘José Joaquín Fernández de Lizardi’ de la comunidad Camino Real, en Silao, por ser omisas y permitir que un becario cometiera abusos sexuales contra seis niñas de este kínder.

El pasado 24 de junio, madres de familia denunciaron penalmente al becario Erick Ernesto ‘N’ por abusar sexualmente de seis niñas del preescolar ‘José Joaquín Fernández de Lizardi’.

De acuerdo a madres de familia de las víctimas, el becario, sin ser educador, fue designado por las autoridades educativas para dar clases a decena y media de niñas y niños del preescolar de la comunidad Camino Real.

A las madres de familia, les llamó la atención que lo primero que hizo el becario fue tapar con cartones las ventanas del aula que mide aproximadamente 25 metros cuadrados.

Las víctimas confesaron a sus familiares cómo el becario les había tocado en sus partes íntimas.

En un primer momento, la SEG determinó que hubo complicidad de Mireya Parra Granados, supervisora de zona de preescolar y de Brenda Blancarte, supervisora escolar de Camino Real. A esta última se le identificó como pareja del becario Erick Ernesto ‘N’.

“Hubo un aspecto sentimental y eso no lo podemos celebrar”, advirtió el secretario de Educación, Jorge Hernández Meza.


El becario Erick Ernesto ‘N’ ya está en la cárcel vinculado a proceso penal por el delito de abuso sexual contra seis niñas, y ahora quienes fueron omisas ante su comportamiento fueron despedidas

A través de un comunicado, la Secretaría de Educación informó este viernes que separó definitivamente de sus cargos a la coordinadora de Preescolar Alternativo y la Educadora Orientadora del Jardín de Niños ‘José Joaquín Fernández de Lizardi’, “luego de comprobarse su responsabilidad laboral por omisión en la supervisión, atención oportuna y prioritaria, en el caso de violencia escolar cometida a estudiantes del plantel.

La dependencia omitió los nombres de las dos personas que fueron despedidas, por lo que se desconoce si se trata de las mismas de las que identificó que hubo complicidad.

En el comunicado, la Secretaría de Educación de Guanajuato asegura que seguirá colaborando con la Fiscalía del Estado para la investigación de este caso.

En la víspera del anuncio de la baja de las dos responsables del kínder de la comunidad Camino Real, el secretario de Educación Jorge Hernández Meza había dicho que “tenemos mucho que concientizar el mensaje de que cualquier persona que haga las cosas de forma incorrecta que vulnere los derechos de las niñas y de los niños se va a ir a la cárcel.

“Las personas que hagan mal su trabajo no pueden estar en esta Secretaría. Es definitivo que no vamos a tolerar que ninguna persona ponga en riesgo el tratamiento de las niñas y los niños. Un mensaje muy claro para todos los que trabajamos al servicio de la educación”, señaló.


También lee: