Entretenimiento

‘Lo busqué en Google’: Christian Bale sobre su villano en ‘Thor: Love and Thunder’

El actor, que personificó a Batman, tuvo influencias musicales para transformarse en Gorr, el carnicero de dioses.

Christian Bale será Gorr, el carnicero de dioses en Thor: Love and Thunder, que ya inició su preventa en México, en donde se acompañará de Chris Hemsworth y Natalie Portman, pero para el actor interpretar a un villano de cómics después de ser nada más y nada menos que Batman implicó una investigación, así que recurrió al Internet para saber más sobre su personaje.

“Uno dice: ‘Sé lo que hace’. Está justo ahí en el nombre, ¿no? Pero cometí el error de buscarlo en Google y, ¡oh, no! (En los cómics) corre en tanga todo el tiempo. Y pensé: ‘¡No tienen al hombre adecuado para eso!’ Y luego Taika rápidamente disipó cualquier noción de andar corriendo en eso. Pero siempre pensé en lo que podría hacer con esto frente a una pantalla azul: Podría ponerse lo que quisiera más adelante”, dijo a Total Film.

Las influencias de Christian Bale en ‘Thor: Love and Thunder’

El director Taika Waititi ha mostrado en los avances que esta cuarta entrega será musical –el tráiler tiene como ritmo Sweet Child O’ Mine, de Guns N’ Roses– por lo que algunas influencias para Bale vienen desde ese lugar, por lo que además de las palabras de quien está detrás de cámara se influenció con Nosferatu, Kate Bush y Aphex Twin.

“Obviamente hay una especie de actitud leve de Nosferatu. Taika y yo queríamos hacer un baile completo, lo cual no pudimos hacer, pero teníamos todo este tipo de cosas de Kate Bush en las que trabajamos. Pero creo que se dio cuenta nunca se le iba a permitir poner eso en la película final. Diría que lo más común que miraba era el video de Aphex Twin de ‘Come To Daddy’. Pero ni siquiera sé si eso estará en la última película”, afirmó.

Christian Bale en el UCM

Después de formar parte de DC Comics, Bale sabía que podía estar en cualquier proyecto, por lo que hacer su debut en el Universo Cinematográfico de Marvel no fue problema hasta que comenzaron a hablarle de ello, ya que no sabía lo que significaba.

“La gente decía: ‘¡Oh, mira esto! ¡Ha entrado en el UCM!’ Y yo decía: ‘¿He hecho qué? No he entrado en una mierda, muchas gracias’. Estoy como, ‘¿El UCM?’ Tuve que preguntar qué era eso”, agregó.