Opinión

Va tomando forma mercado de “licensing” en el país

28 septiembre 2016 5:0
 
1
 

 

Sugarox

Esta misma semana tiene verificativo en México el evento más importante del año en materia de licenciamiento de derechos de Propiedad Intelectual, mejor conocido en el mundo como “Licensing”.

Buen momento para repasar la situación del tema en el país y sus expectativas inmediatas.

En la parte de marcas el tema parece moverse más rápido que en el pasado. Todo indica que existe ya un mercado en formación que permite revisar los catálogos que forman las diversas marcas y personajes disponibles para distinguir toda clase de productos y servicios a cambio del pago de una regalía. Esa es una de las bondades que el “licensing” ofrece a empresas que carecen de marcas conocidas, las cuales pueden acceder a signos distintivos de alto impacto para poder competir de manera inmediata con las grandes firmas utilizando una marca “rentada”.

Este recurso empresarial ha sido empleado en el mundo desde hace décadas, mostrando sus ventajas y beneficios para ambas partes. Una, al recibir la autorización para usar una marca que permite volver un producto visible, y la otra, el propietario de los derechos, porque le genera un ingreso adicional e incrementa el nivel de exposición de su nombre.

Hasta ahora las firmas mexicanas esencialmente habían sido usuarias de marcas bajo licenciamiento, particularmente en el mercado del vestuario y los productos de lujo. Poco a poco, múltiples marcas nacionales y personajes creados en el país, han empezado a incursionar en este sector y algunas han consolidado su reconocimiento y presencia. El proceso empieza a parecerse al que se ha seguido en materia de franquicias, en el que en los últimos 15 años las empresas nacionales han revertido la tendencia, y hoy duplican la oferta y la presencia en relación a sus competidoras extranjeras. De hecho, gracias a la amplia difusión de programas de televisión producidos en México, que se ven en todo el mundo de habla hispana, algunos de los personajes tradicionales de la pantalla chica son requeridos en múltiples formatos comerciales para ser utilizados en diversos mercados.

El reto, ahora, parece trasladarse al campo de la tecnología, que es también una de las vetas más explotadas en el mundo a través de licenciamiento. México es claramente deficitario en la balanza de licencias de tecnología, ya que son muy escasas las empresas mexicanas o universidades que poseen y licencian tecnología. De hecho, nuestra red de oficinas de transferencia de tecnología, por más que se busca su expansión y profesionalización, siguen sin dar el paso hacia su consolidación final.

Como se sabe, el licenciamiento es una de las mejores rutas hacia la innovación, ya que muchas empresas que hoy pagan por tecnología de punta, a partir de esa experiencia inician mejoras y adaptaciones que permiten formar portafolios de innovaciones patentables. Para muchas empresas mexicanas, incluyendo las de nuevo cuño, recibir derechos por vía de licenciamiento es una ruta corta y promisoria para su crecimiento. Todavía en los números totales que los negocios de licencias en nuestro país se mantienen bajos frente a los de países europeos, Japón y Estados Unidos, tomando en consideración el tamaño de nuestra economía. Sin embargo, los últimos años parecen empezar a revertir el rezago y la indiferencia que nuestros empresarios habían mostrado a estos modelos de negocio.

También te puede interesar:

Pone muestra Pediatría en gestión de derechos de Propiedad intelectual

Lanza México marca internacional de gastronomía

Domina Google en información de patentes