Opinión

Se separan caminos de Monreal y AMLO

   
1
   

   

Ricardo Monreal y Andrés Manuel López Obrador firmaron su “Acuerdo Político de Unidad”, ayer en Aguascalientes.

Hasta ahora, Andrés Manuel López Obrador ha librado con éxito todos los escándalos que le han pegado a sus más allegados, incluso los de su hijo, que en 2009 fue fotografiado con tenis Louis Vuitton, que en aquel entonces se cotizaban entre los 870 y mil 200 dólares, y tenía fotos en Facebook en yates y centros nocturnos de Nueva York.

Tampoco le hicieron mella el estratosférico salario de su chofer Nico, cuando era jefe de Gobierno, ni las ligas de Bejarano ni las del hasta hace poco esposo de Claudia Sheinbaum, Carlos Imaz, ni los diezmos ni Eva Cadena, pero ahora enfrentará una nueva batalla.

Por primera vez dentro del grupo de los más allegados se oye una voz discordante que pide que en Morena reconsideren, pero que está dispuesta a dar la batalla. Es la de Ricardo Monreal, un político que ha pasado por casi todos los partidos: inició en el PRI, pasó por el PRD, el PT, Movimiento Ciudadano y ahora por Morena, quien además ha sido tres veces diputado federal, dos veces senador y gobernador de Zacatecas.

Desde hace tiempo, Monreal estaba claro en que era difícil que lo favorecieran los astros o, para ser más específicos, el 'dedito' de López Obrador en sus aspiraciones a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

En estos últimos meses platicaba con dirigentes de otros partidos y medía posibilidades, anhelaba que López Obrador lo dejara pasar, pero en su parte pragmática estaba seguro que era casi imposible.

Desde hace meses empezó a considerar la posibilidad de cambiarse de partido una vez más, pero ya no es el joven que se salió del PRI, sus decisiones son más pensadas, aunque todo hace parecer que ya empezó el camino de la confrontación con un líder al que no le gustan las discrepancias.

El 24 de agosto en que se dio a conocer la encuesta de Morena para elegir a su candidato en la Ciudad de México, Monreal Ávila dejó lejos a todo su equipo y se fue a comer con su esposa y su suegra, parecía consciente de lo que vendría y a pesar de eso se sintió rebasado por la nomenclatura, como él mismo señaló.

Mañana habrá un acto de apoyo a su candidatura en la delegación Cuauhtémoc, y será la primera vez que un cercano se enfrente a López Obrador, por lo que cada vez se separa más su camino del de su líder, y al parecer no habrá retorno.

SIGUE EL ENFRENTAMIENTO
Ayer inició la plenaria del PRI, que hoy se convertirá en pasarela, y el Senado sirvió como ring entre priistas y panistas.

En la inauguración estuvo el dirigente del partido, Enrique Ochoa, quien atizó el fuego en su guerra contra el PAN, al señalar que Ricardo Anaya tiene que explicar el origen de su patrimonio y lo calificó de crear cortinas de humo como niño llorón.

La respuesta del coordinador de los senadores panistas, Fernando Herrera, fue contundente, al tachar al dirigente priista como un borracho de cantina, pistolero y balín.

Posteriormente le tocó a la senadora Diva Gastélum defender a su dirigente, al señalar que le inquieta mucho el lenguaje del líder de los senadores de Acción Nacional, porque no va con el lenguaje de un coordinador que concilia. Le preocupa, dijo, el inicio del periodo ordinario de sesiones, pero luego se subió al ring y manifestó que este enfrentamiento pudiera ser una tapadera para que nadie se dé cuenta de que la 3de3 presentada por Ricardo Anaya no está apegada a la realidad.

Así sigue el enfrentamiento antes del inicio de sesiones, y los priistas aseguran que ya tienen los votos para el pase automático de procurador a fiscal general. Mañana les cuento de dónde salen.

Twitter:
@ginamorettc

También te puede interesar:

Sin acuerdos
Todo revuelto en el Senado
Crispado inicio