Opinión

Renovación urbana II

 
1
 

 

Corredor Cultural Chapultepec.

Desde el principio se supo que la rehabilitación de avenida Chapultepec no tendría un camino terso para su autorización. El caso es de forma y fondo.

Ninguna intervención o creación de polígono de actuación puede quedarse sólo en la escena arquitectónica, de ingeniería o inmobiliaria.

Tras el NO al Corredor Cultural Chapultepec elevado producto de la consulta ciudadana, ahora se busca una opción alterna.

La más lógica se centra en una propuesta integral y de mayor cobertura, en la que ha participado activamente Alberto Kalach. A ras de piso, sin locales comerciales, banquetas, árboles y considerando una extensión de 8 kilómetros hasta avenida Cuauhtémoc el proyecto ahora requeriría una inversión de 80 millones de pesos.

Ahora el consenso tomará la opinión de urbanistas y expertos para generar un nuevo plan. Antes organismos como el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos Mexicanos (CAM-SAM) se opusieron a la propuesta original.

Este cambio de señal abre una gran ventana de oportunidad para generar una propuesta de largo plazo, con mayor fondo y una forma que armonice el abandono en que se encuentra esta importante arteria, dañada y poco uniforme desde los sismos del 85. A ella llegan colonias como la Condesa, Roma y Juárez que con impactos diferentes sí han vivido procesos de reciclaje.

El fondo de la nueva propuesta ha llegado a involucrar a la Secretaría de Gobierno y la lógica participación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI). Sin embargo, en la opinión pública de las últimas horas no figura la Secretaría de Economía.

Lo anterior es relevante porque el corredor abre la posibilidad de que distintos órganos de gobierno discutan sobre una parte del futuro urbano de la ciudad a través de un desarrollo que no tiene vuelta atrás. Hoy se discute y politiza sobre Chapultepec, pero otras arterias como Insurgentes también se transforman con un gran número de proyectos inmobiliarios.

IMEI premia sustentabilidad

El pasado viernes el Instituto Mexicano del Edificio Inteligente (IMEI), que preside Alfonso Rivera, entregó a los corporativos Origami y Punto Blanco los premios anuales de reconocimiento por sus características sustentables, de automatización y proyecto integral.

Proyectado por Colonier Arquitectos, Origami se ubica en Insurgentes Sur y cuenta con 23 pisos, mientras que Punto Blanco de GFA en Lago Alberto, en la colonia Granada.

La relevancia de este reconocimiento también conocido como Ingeniero Jorge Martínez Anaya al Edificio y Sustentable radica en la manera en que hoy se evalúa automatización, sustentabilidad, funcionalidad y una serie de valores agregados.

AMEFI debuta

Será este viernes cuando la Asociación Mexicana de Fibras Inmobiliarias (AMEFI) de a conocer la integración de su comité. Desde hace semanas se especula que FIBRA Uno podría presidir el gremio, sin embargo será ese día que se formalice el cargo de quien liderará el futuro de este vehículo financiero que ha capitalizado con recursos nacionales e internacionales al mercado inmobilario nacional.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

Renovación urbana

CMI Grupo, la nueva era

Nuevas fórmulas en capital markets