Opinión

Recesión en EU y en México, ¿cuándo y cómo?

 
1
 

 

dólar

¿Recesión en puerta?, ¿tasa de interés negativa en dólares?, ¿crisis global?, ¿qué pasaría en México con una recesión norteamericana?, ¿otro catarrón o una pulmonía? Estas son preguntas que cada vez se mencionan más en los medios especializados y en los reportes de las áreas de investigación de los bancos de inversión internacionales.

La verdad es que con la trayectoria de los mercados globales a lo largo de este año empieza a sembrarse la duda sobre lo que los agentes económicos están realmente descontando. ¿Esto es sólo una corrección de los mercados ajustándose a un escenario de menor crecimiento mundial? O, ¿lo que los mercados están descontando es algo más severo, como una recesión global?

En la economía y en los mercados financieros las expectativas juegan un papel fundamental, y lo peligroso de la percepción actual es que si se sigue profundizando el pesimismo, el fenómeno puede convertirse en una profecía autocumplida.

A la fecha ya tenemos a más de 40 mercados accionarios en el mundo que se han ajustado en más de 20 por ciento en relación a sus precios máximos.

Las tasas de rendimiento de los bonos soberanos de varios países han estado bajando a niveles mínimos históricos, y en algunos casos ya son absurdos. El bono japonés a diez años está a 0.02 por ciento anual, siendo el país más endeudado del mundo, (240 por ciento S/PIB); la tasa de los bonos del Tesoro de Estados Unidos (EU) a diez años ha bajado de 2.20 por ciento a 1.65 por ciento anual, lo que no checa con la expectativa de próximos incrementos en la tasa de Fondos Federales por parte de la Reserva Federal.

Los precios de las materias primas están en una clara tendencia a la baja, alcanzando ya niveles de precios en muchos casos por debajo de los costos promedio de producción, como es el caso del petróleo o del cobre.

El patrón de comportamiento que se genera ante las políticas monetarias divergentes es el de una fortaleza exagerada del dólar, con una caída en los precios de las materias primas, tasas de interés exageradamente bajas en Europa y en Japón, alzas en los precios de las bolsas europeas y de Japón.

Pero más allá de estos fenómenos coincidentes en el presente, hay algo que no debe olvidarse en el análisis, y es la existencia de los ciclos económicos. ¿En qué fase del ciclo económico se encuentra la economía de EU?

La economía de EU se encuentra en una fase de expansión, apoyada principalmente por el mercado interno, como lo confirmó el buen dato de ventas al menudeo de enero reportada el viernes pasado. Sin embargo, es probable que la industria americana esté atravesando por una recesión. El Índice ISM de la manufactura acumula cuatro meses por debajo de 50 puntos, en una clara etapa de contracción.

Los ciclos económicos tienen una vida promedio de ocho años. La fase de bonanza más larga de la historia fueron los noventas, con el presidente Clinton, en donde se conjugaron una serie de factores como la sana conducción de las finanzas públicas, los avances tecnológicos y la apertura del comercio global, que profundizaron y alargaron la expansión hasta por diez años, ciclo que terminó con el crack del Nasdaq y de las empresas punto com al iniciar el siglo.

La fase de expansión actual arrancó en el tercer trimestre de 2009. Es decir, de acuerdo a la estadística histórica, las probabilidades de que en 2016 se dé una recesión son muy reducidas. Sin embargo, las probabilidades de que en 2017, ante un cambio de gobierno, se dé una recesión ligera, son muy elevadas.

Si conjuntamos esta visión con lo que está pasando con el precio del petróleo, México requiere de anunciar de inmediato un recorte preventivo en el gasto de gobierno para 2017. Carstens afirma que la reducción debe centrarse en Pemex. La Secretaría de Hacienda ha dejado ver que se están concentrando en reducir el gasto corriente. Una combinación de ambos sería la ideal. Pemex requiere en forma urgente de una reestructura mayor. Principalmente debe reducirse el gasto de nómina, y realizarse una desvinculación de unidades de negocio que no le son prioritarios. ¿Por qué tiene que estar Pemex en fertilizantes en su circunstancia actual?

El gobierno federal y el Estado en su conjunto tienen todavía un amplio margen de maniobra para reducir su gasto corriente. Además los recursos para el gasto de inversión son sumamente limitados. Se tiene que acudir a la inversión de los particulares, a la inversión del sector privado para poder avanzar en los proyectos de inversión en infraestructura. Por lo pronto, nosotros estamos revisando a la baja nuestras proyecciones para EU y para México para los próximos dos años.

Twitter: @EOFarrillS59

También te puede interesar:
Elecciones en EU, posible impacto en la economía y en los mercados
Crecimiento económico en entredicho. ¿Qué hace diferente a esta crisis de las demás?
Shanghái-dazo II: ¿Hasta dónde?, ¿cómo detenerlo?