Opinión

Preferencias móviles

  
1
  

  

Hillary y Trump

Las encuestas sobre intención de voto para presidente de Estados Unidos continuamente muestran variaciones en la carrera de caballos, pero algunas de ellas ofrecen información más detallada acerca de qué subgrupos del electorado son los que más cambian sus preferencias durante las campañas. De particular interés resulta una encuesta de seguimiento o tracking poll que se comenzó a publicar en este mes y que ofrece datos desagregados por segmentos.

La Universidad del Sur de California (USC), en colaboración con Los Angeles Times, está haciendo la labor de recopilar y reportar datos diarios de intención de voto, y anuncia que así lo hará hasta las elecciones de noviembre. Este tracking poll reporta la preferencia de varios grupos sociodemográficos que revela lo estable o volátil que son algunos de ellos. Los datos, que comentaré a continuación, se pueden consultar en esta liga: https://uasdata.usc.edu/data/election-poll

La encuesta de USC revela profundas diferencias por subgrupos de electores. Los jóvenes, las mujeres, y los más escolarizados prefieren más a Hillary Clinton, mientras que los electores de mayor edad, los hombres, y quienes tienen estudios de nivel preparatoria o menos están más a favor de Donald Trump. Asimismo, los electores clasificados como hispanos y los afroamericanos prefieren más a la candidata demócrata, mientras que los blancos prefieren al republicano. Considerando tres niveles de ingreso, el segmento bajo apoya más a Clinton, el medio a Trump y el más alto los tiene prácticamente empatados.

Lo más destacado del estudio de USC es reportar cómo se van moviendo las preferencias de los distintos subgrupos. La intención de voto de los hispanos, por ejemplo, luce más volátil que la de los afroamericanos. De igual manera, la preferencia electoral de las mujeres parece más sensible a la información y eventos de campaña que la de los hombres.

Mirando los gráficos del ejercicio de USC, la intención de voto de los afroamericanos luce muy rígida: casi 80 por ciento de ellos piensa dar su voto a Clinton, y este porcentaje ha variado muy poco desde que se comenzó a reportar el pasado 10 de julio. Las preferencias del grupo de electores blancos también lucen muy estables, con poco más de 50 por ciento de ellos dando su voto a Trump. Sin embargo, el grupo de hispanos muestra más movimiento en sus preferencias. El apoyo a Clinton va en ascenso mientras que el apoyo a Trump va en gradual disminución, por lo que la brecha hispana a favor de Clinton parece estar ampliándose.

Las diferencias por sexo son notables. Según el estudio de USC, los hombres se muestran más estables en su preferencia que las mujeres, y hay que mencionar que entre las mujeres la preferencia por Clinton ha ido aumentando. La brecha de género también se amplía, por lo menos hasta ahora.

Las diferencias por edad dejan ver cómo el grupo de electores menores de 35 años, el segmento joven, ha venido sumando votos a favor de la candidata demócrata, quien está ampliando la brecha con el magnate entre este segmento. Entre los electores de 65 años o más, la preferencia por Trump es más alta, pero Clinton también ha venido sumando preferencias en ese subgrupo, cerrando una brecha que al inicio era de alrededor de 15 puntos a menos de 10.

En el caso de la escolaridad, el segmento de quienes tienen un título universitario no sólo favorecen más a Clinton, sino que su preferencia por ella va en aumento.

Estas tendencias por segmentos ayudan a entender los posibles efectos que las campañas están teniendo y entre quiénes. Por lo pronto, Clinton ha capitalizado entre jóvenes, mujeres, hispanos y entre el electorado más escolarizado. Por su parte, Trump sólo registra un aumento notable en el grupo de edad de 35 a 64 años. Será muy interesante seguir este ejercicio y dar interpretación a estas preferencias móviles.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:
Insatisfechos
Relevo tricolor
Tonalidades de azul