Opinión

Por esta razón podría repetirse el desabasto de gasolina en enero

   
1
  

  

gasolinera

¿Recuerdan el episodio de desabasto de gasolinas en enero, que las autoridades y Pemex se empeñaban en negar, pero que en la realidad estados enteros se quedaron casi sin gota de combustible… aquellas kilométricas filas de coches, la sociedad organizándose para marchar, los saqueos provocados para reventar esas manifestaciones?

Bueno, las alertas están encendidas pues podría repetirse en cuanto comience el próximo año. Según reportes y pronósticos que llegaron a este espacio, la situación se avizora crítica, pues en cumplimiento al mandato de tener un inventario de 90 días, las refinadoras e intermediarios del mercado de combustibles en Estados Unidos comenzaron ya a reducir el suministro de los mismos a las terminales de exportación, cifras que se reflejarán posteriormente en los registros oficiales.

Dos factores influyeron en esta situación: además de que la demanda del vecino del sur (nosotros) les ha implicado baja en los inventarios desde agosto pasado, según da cuenta la información disponible, el paso del huracán Harvey fue el segundo elemento que hoy tiene a estas empresas dando el combustible a cuentagotas.

Es un tema que incluso ya lo están revisando directamente en la oficina del secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, quienes han viajado a Texas, apoyados por Pemex como único suministrador de gasolina en el país, para que puedan amarrar los contratos y garantizar el abasto durante el inicio del siguiente año.

Este problema, por otro lado, mantendrá alejadas las ilusiones de ver empresas diferentes importando gasolinas y diésel el año que viene cuando el mercado se libere en lo absoluto, pues ante la restricción en la oferta de combustibles, las empresas sólo los sueltan en compras mínimas de 350 mil barriles diarios, haciendo a un lado a quienes sean pequeñas aspirantes, esto sumado a que aún no hay infraestructura disponible para importar la gasolina, pues Pemex no ha dado su brazo a torcer en las inexistentes temporadas abiertas.

AMARGO FIN DE AÑO PARA PROVEEDORES NACIONALES
Falta exactamente mes y medio para que termine el año y Juan Javier Hinojosa Puebla, director general de Pemex Exploración y Producción (PEP) tiene detenidos 54 convenios de ampliación de contratos que terminan el 31 de diciembre de 2017. Pero los convenios que sí avanzan son los de las empresas extranjeras, a los que en algunos casos no sólo les están ampliando el plazo a sus contratos, sino que también les están incrementando el monto, como con Schulumberger en cuatro diferentes contratos, y uno más de Halliburton, de acuerdo con reportes a los que tuve acceso.

La incertidumbre en la que se encuentran las empresas mexicanas al no tener la certeza de la continuidad de sus contratos ha ocasionado que los recortes de personal ya hayan comenzado, y con ello también el sufrir de la mano de obra mexicana y de sus familias. No así para las transnacionales donde la plantilla laboral extranjera supera en algunos casos hasta 60 por ciento.

A esto hay que sumarle que existen contratos cuya ejecución es sumamente pobre, como los de la empresa OPP o el de ANIQPAC, que siguen vigentes aun cuando el monto por devengar de los mismos está casi agotado, y que han sido ampliados en diversas y numerosas ocasiones, gracias a las relaciones con excolaboradores del propio Hinojosa. Al momento sigue la incógnita de lo que hará PEP en estos casos, pues el tiempo corre.

DE GRANDE QUIERO SER FUNCIONARIO
La semana pasada tuve la oportunidad de asistir como ponente al Congreso de Energía y Desarrollo Sustentable, organizado para celebrar la primera generación de la licenciatura en Administración Energética y Desarrollo Sustentable de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Para mi sorpresa, más de 99 por ciento de los jóvenes presentes aspiran a trabajar en el Gobierno. Sólo uno tímidamente levantó la mano revelando su intención de sumarse a las filas del sector privado. Fue mucho mi asombro tomando en cuenta que minutos antes el comisionado Luis Guillermo Pineda, de la Comisión Reguladora de Energía, les reveló que la reforma energética demandará medio millón de empleos para los siguientes 15 años.

A los primeros licenciados en esta rama en toda Latinoamérica, les sugerí que se mantuvieran lejos de la corrupción, pues sería una lástima que aparecieran en esta columna. Agradezco a la Facultad de Ciencias Sociales y Relaciones Internacionales por la invitación, sigamos construyendo un sector energético informado.

Correo: atorreh@elfinanciero.com.mx

Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:
​Pemex para los extranjeros
En defensa de Lozoya
No se alcanzarán las metas energéticas... dirán que fueron los huracanes