Opinión

No, no todos los mexicanos debemos
ser iguales

1
 

 

MUJERES

No soy de los ilusos que creen que todos los mexicanos debemos ser iguales. Quien se esfuerza y se empeñe más, debe ser recompensado más dentro del sistema económico. Los holgazanes y mediocres, por el contrario, deben obtener recompensas igualmente pequeñas. Los gordos, por ejemplo, que han escuchado por años que deben bajar de peso, hacer ejercicio y alimentarse sanamente, no deberían ser apapachados cuando les diagnostiquen diabetes. Que paguen las medicinas y acepten los servicios que les corresponden; al cabo ya comieron todo el pan dulce que deseaban mientras otros resistíamos esa tentación.

Con lo que sí estoy de acuerdo es en que las condiciones para competir y prosperar deben ser equilibradas y las oportunidades en el sistema económico deben ser asequibles para todos. El que las aproveche mejor, triunfará.

Por eso celebro enormemente el reporte liberado ayer por el Foro Económico Mundial (WEF) titulado “The Inclusive Growth and Development Report 2015” en el que esa organización escribe que “ha emergido un consenso ideológica y geográficamente amplio a fin de crear un nuevo modelo de crecimiento y desarrollo económicos; incluso tomando en cuenta que continúa el debate acerca de la naturaleza específica y de la importancia relativa de las causas que originan la creciente iniquidad y el estancamiento en el ingreso de las familias de clase media”.

¿Qué dice el reporte sobre México? Que estamos justamente a la mitad de la tabla de los países que el WEF evaluó. En un lugar mediocre, digamos. No me detengo en los datos, que nos arrojan consistentemente en las posiciones más medianas del grupo comparable: Costa Rica, Brasil, Chile, Polonia, Turquía, y una veintena más. El reporte resalta:

“México enfrenta varios retos para generar un proceso de crecimiento incluyente. Si bien tiene una tasa de desempleo baja, es más alta para la gente joven; y las mujeres participan poco dentro de la fuerza laboral. Como resultado, hay un sector informal grande, lo que excluye a los trabajadores de la seguridad que da un empleo formal y disminuye los ingresos fiscales que se requieren para proveer servicios básicos”.

El WEF anota que México necesita mejorar la capacitación en el trabajo y vocacional. Asimismo, enfatiza que se debe combatir la corrupción y la dominancia de las empresas grandes que inhiben tanto la competencia como la innovación en algunas industrias.

Quizá hoy que se presente el paquete económico 2016 veremos si el gobierno pone manos a la obra para emparejar el terreno de las oportunidades en el país. En las primeras horas sabremos si los impuestos, las deducciones, los incentivos y otros mecanismos económicos podrán servir para este propósito. Ojalá.

Twitter: @SOYCarlosMota

​​Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Todos en Berlín temían a una china
Samsung lanza ecosistema que controla hasta el sueño
Euforia alemana por México