Opinión

Lo que vi

    
1
 

   

Marcha

Salimos de Metro Auditorio un par de minutos antes de las 12:00. Mi esposa y yo, y unos amigos que encontramos ahí en el Metro, que también iban a la marcha. Cuando salimos ya se estaban moviendo, de forma que nos incorporamos y caminamos. Compramos un par de banderas, una de México y otra que decía “Anti-Trump”. Había más, entre ellas, una que decía “fuera Peña”. Algunos compraban ésa, otros la de Trump, muchos la de México.

En una hora llegamos al Ángel, tal vez porque no había disputa por encabezar contingentes, de forma que el ritmo fue bastante bueno. En el camino había algunos pequeños grupos que gritaban consignas, algunas con más de cincuenta años de vida. Con frecuencia se gritaba “México”. Una persona que caminaba con su perro y pancarta daba amplios sermones, criticando al gobierno de México más que a Trump, pero no logró mucho apoyo, aunque sí alguna entrevista.

Puesto que habíamos quedado cerca del frente, el Ángel aún no se llenaba, y nos colocamos a un lado. En algún momento un pequeño contingente inició el grito “Fuera Peña”, que logró algo de repercusión, y duró poco más de un minuto. Eso fue todo. A la 1:30 se cantó el Himno Nacional, tal vez para practicar para el de las 2:00 de la tarde, que era el bueno. Ya no lo esperamos.

En suma, una marcha parecida a otras en las que he participado, como en 2004 y 2008. Muchas personas, con una queja principal y algunas de acompañamiento, que se cubre en un par de horas. Tal vez en algún otro lado hubo grandes quejas contra el gobierno, pero en lo que yo vi, hubo algo, pero nada excepcional. Como decía, un contingente cantando consignas de mi edad, que no logró mucho respaldo; algún personaje que de manera individual nos arengaba, también sin éxito, y una queja más amplia, pero de menos de dos minutos, ya frente al Ángel.

Muchas críticas hubo acerca de la marcha. Que no era una convocatoria clara; que no había legitimidad, porque los marchantes no habían estado en las de Ayotzinapa; que era más de respaldo a Peña que de reclamo a Trump. En lo personal, creo que no podíamos tener una marcha desangelada frente a las agresiones del presidente estadounidense, por más que acá haya amplias listas de reclamos contra Peña, los partidos, o los pirrurris, como nos dijo AMLO en 2004. Había que ir.

Es evidente que no somos capaces de trabajar alrededor de una idea. Reclamar a Trump les parecía poco, y por eso le sumaron reclamos al gobierno mexicano. Aun así, para muchos era inaceptable una marcha que no fuese convocada por los de siempre. Ya están en campaña los que se autonombran de izquierda, pero no son otra cosa que acólitos de AMLO. Y así como han preferido que se hunda Pemex, o que el diablo se lleve a las instituciones, así preferirían ahora la humillación del gobierno mexicano frente al agresor. Hace 170 años, justamente, vivimos lo mismo, en peor época, y perdimos la mitad del territorio.

Lo que yo vi fue una manifestación que criticó al gobierno, pero que, sobre todo, quería defender a México. En lo posible. Con una banderita, unos pasos, unas porras y cantar el Himno un par de veces. Lo que está al alcance de las mayorías. Quienes quisieron aprovechar para otros temas, pudieron hacerlo, sin que nadie los molestara.

Los próximos 18 meses van a ser complicados. No es que no haya unidad en México, hay discordia. Y los promotores de la misma quieren el poder. Igual que hizo Trump. Habrá que evitarlo.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Es decir
Hecho a la medida

​Información y poder