Opinión

Las implicaciones de la reforma en telecomunicaciones


¿Cuáles serán las implicaciones más visibles de las reformas en materia de telecomunicaciones que propuso el Pacto por México el día de ayer?
 
1) El cambio en las condiciones de la competencia afectará negativamente la posición del mercado de las empresas dominantes en cada uno de los segmentos de la industria; en particular, podrían perder participación en el mercado América Móvil en telefonía y Televisa y Azteca en la televisión abierta.
 
2) Es probable que los nuevos competidores en televisión abierta pudieran conseguir una presencia más rápida en el mercado a partir de 3 cambios propuestos. El primero es el must carry, must offer, que permitiría a los competidores entrantes en televisión abierta llegar de entrada a cerca de 12 millones de hogares en cuanto inicien transmisiones. El otro factor relevante es la posibilidad de que haya inversión extranjera hasta en 49%, lo que podría hacer más fuertes a los potenciales competidores. El tercero es el hecho de que se defina la fórmula de licitación en el formato de dos cadenas nacionales, lo que ofrecerá posibilidades comerciales más grandes y directas para los nuevos competidores.
 
3) Uno de los cambios más importantes que se dan en la reforma aparece en los artículos transitorios, en la fracción cuarta del artículo octavo. En ella se establece la obligación de que la red local se desagregue. En otras palabras, esto significaría que Telmex estaría obligado a compartir su red con otras empresas. O, como quien dice, por el hilo por el que Telmex ofrece sus servicios, bien podría ahora recibirse el servicio de Iusacell o de alguna otra empresa. Sería lo mismo para otras redes, como las de los cableros, pero, sin duda, la empresa que sería más afectada sería América Móvil y su filial, Telmex.
 
4) La reacción de los mercados, a botepronto de la iniciativa, indica qué es lo que los inversionistas están viendo en primera instancia. En el mercado neoyorquino, el título de América Móvil retrocedió 2.24 en EU y 3.3 en la BMV. Televisa cayó 0.85% en México y se quedó casi sin cambios en EU. La razón de este contraste tiene que ver con el tamaño del mercado en riesgo para cada operador dominante. América Móvil podría perder participación en un mercado de 30,000 millones de dólares, mientras que Televisa podría hacerlo en un mercado de 3,000 millones, con la diferencia adicional de que Televisa ya está presente en el negocio de las telecomunicaciones, mientras que América Móvil no está en ese mercado en México.
 
5) Hay un fuerte blindaje legal a la nueva política de telecomunicaciones, pues queda en la reforma constitucional el impedimento de las suspensiones en los casos de juicios de amparo, así como se le dan poderes muy considerables al nuevo Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica. Difícilmente habrá manera de que a través de recursos legales se puedan frenar las acciones emprendidas por el IFT. Aunque no se eliminó el riesgo de las cuotas partidistas en el nuevo organismo regulador, los requisitos sí redujeron ese riesgo.
 
6) Para el caso de Televisa y Azteca, sería ingenuo no observar que es probable que pierdan influencia política. En la medida que aumente la competencia en la televisión abierta (las 2 televisoras están impedidas legalmente de participar en la licitación y de revisarse su título de concesión, Telmex sí podría hacerlo), es probable que los agentes políticos enfrenten una mayor diversidad de opciones y no queden a merced de la política editorial de las 2 grandes televisoras.
 
El tema da para más análisis. Continuaremos mañana.
 
enrique.quintana@me.com