Opinión

La ONU premiará a María Rosario Mendoza

 
1
 

 

Takasami, de María Rosario Mendoza

El próximo martes 25 de abril a las 19:20 tiempo de Nueva York, la sede de la Organización de las Naciones Unidas recibirá a un grupo de delegados de todo el mundo para llevar a cabo la decimocuarta edición de un premio que se ha constituido como uno de los referentes más importantes para las personas que contribuyen a promover “activamente los valores éticos, filosóficos, morales, económicos, científicos y culturales que pueden servir como ejemplo para futuras generaciones”.

El premio lleva por nombre ‘Women Together Awards’, lo otorga una organización que se llama igual (Women Together), y que trabaja oficialmente con el Consejo Económico y Social de la ONU. Ahí, una ciudadana mexicana (nacida de Michoacán) recibirá uno de los galardones, en lo que constituye uno de los más altos honores que puede recibir una persona por parte de ese organismo. Se trata de María Rosario Mendoza, una diseñadora de ropa cuya casa Takasami se ha ganado uno de los lugares más prominentes en la escena de esa industria a nivel global.

Yo tengo la fortuna de conocer a María Rosario quizá desde hace unos veinte años. Desde entonces he atestiguado su pasión y altísimo grado de compromiso por lo mexicano. En cada trazo que convierte en prendas se detecta el profundo aprecio y conocimiento que tiene por la esencia de lo nuestro. Con sus diseños, Ma. Rosario ha ‘universalizado’ a través de la ropa lo que las comunidades de todo el país han visualizado en cosmogonías y formas de percibir el mundo.

Emociona leer el razonamiento del jurado para seleccionar a Ma. Rosario entre las galardonadas de este año: “Women Together le reconoce su carrera como diseñadora universal y le otorga un premio por toda una vida dedicada al arte y la difusión de éste desde las vertientes de la moda y el diseño con detalles artísticos que muestran las pinceladas de pintores mexicanos y su transmisión cultural sobre vestidos y colecciones únicas, reconociendo así el patrimonio intangible de la artesanía mexicana”.

Pienso que estos reconocimientos son equivalentes a lo que ocurre cuando un cineasta mexicano gana un premio Oscar. En el pasado lo han obtenido personajes como Malala Yousafzai, Shirin Ebadi o Mary Robison.

Desafortunadamente el enfoque noticioso privilegia al mundo de la farándula y el deporte cuando se trata de ejemplos inspiradores, haciendo de lado a la ciencia, el arte, la arquitectura, el periodismo y a numerosas disciplinas académicas en una multiplicidad de temáticas.

Dice Ma. Rosario Mendoza que su empresa no fabrica ropa, sino que confecciona deseos. Deseos que, gracias a sus diseños, reflejan ya el apetito por lo mexicano en todo el planeta. Por eso su merecido premio en la ONU.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo:motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Cabo Adventures
WPO abrirá segundo capítulo en la CDMX
¿Colusión en las Afore?