Opinión

La imagen del vocero empresarial en la era digital

 
1
 

 

Usuario de computadora


Si hay que buscar un protagonista de carne y hueso dentro de un plan de comunicación corporativa, es el vocero de la marca. Es este personaje el encargado de proyectar la filosofía y los mensajes de la empresa ante los stakeholders. De ahí que, en este mundo predominantemente digital, el branding personal de nuestro portavoz cobra especial relevancia.

En la actualidad existen una serie de herramientas y aplicaciones para medir la presencia de cualquier marca en el mundo online. Esto funciona como un termómetro para analizar la reputación de la empresa y también del vocero, pero, sobre todo, para anticipar alguna crisis que pueda perjudicar la imagen de nuestra marca.

Migrar la imagen y comunicación al mundo digital sigue representando un gran reto para las empresas mexicanas, sobre todo para las Pymes.

En este contexto, empatar la imagen que se proyecta online con la que publica offline es una gran tarea para las agencias de relaciones públicas. Sobre todo, cuando se toma consciencia que ésta no sólo se centrará en la empresa, sino también en el branding personal del vocero, quien finalmente será nuestro embajador de marca.

Uno de los principales objetivos que se busca en una estrategia de comunicación es la creación o mejoramiento de la reputación de una marca. Dicho de otro modo, abonar a la credibilidad de una empresa, producto o servicio. De ahí que debemos dotarla de un rostro, una voz y una personalidad que contribuya a lograrlo.

¿Cómo construir esto en la era digital?

Ante los constantes retos del exceso de información, está la actualización constante en los temas de la industria, donde nuestro vocero debe marcar una diferencia con información de valor, para lograr una imagen acorde a la firma que se representa.

Un eje fundamental en la creación del perfil online del vocero no es hacerlo renunciar a la persona que es fuera de la empresa, sino a empatar de forma positiva la filosofía de su vida con la del corporativo que representa. Exaltar la forma en que ha logrado impactar el crecimiento de la marca a la par de su propio desarrollo profesional.

La pasión, actitud positiva, conocimiento del producto, son una porción del compromiso que implica ser vocero de una marca, misma que se complementa con la responsabilidad con que este puesto debe ser proyectado en perfiles online.

El gran reto de las agencias de relaciones públicas hoy en día es trabajar de la mano con las agencias de marketing digital para mezclar canales y crear un storytelling donde se relacione a la empresa con su vocero y se enlacen de forma natural y congruente los objetivos de la marca.

El vocero de la marca es un factor determinante para conseguir ese vínculo que se busca con los consumidores. Una de las funciones del publirrelacionista es la de encauzar la imagen de nuestro vocero para conseguir un diálogo eficaz con los públicos objetivos que están cada vez menos acostumbrados a la comunicación unilateral.

La versión completa en nuestra web www.spread.com.mx

La autora es directora de Comunicación Spread.

Twitter:@FernandaSpread

También te puede interesar:

Comunicación interna, el primer paso en una estrategia de RP

Relaciones comunitarias: una actividad valiosa de las RP

¿Cómo construir credibilidad para tu marca?