Opinión

¿Fraguará más que la economía?

 
1
 

 

De Jefes.

Pese al entorno de incertidumbre económica por temas como el futuro del TLCAN, una de las industrias que muestra y promete un buen dinamismo este año en México es la del cemento. De hecho, inició 2017 con el pie derecho, toda vez que empresas como Cemex y Grupo Cementos Chihuahua (GCC) aumentaron en 10 y 7.0 por ciento anual sus volúmenes de ventas del primer cuarto del año. Desde luego que esto ha impulsado la manufactura del material. La Cámara Nacional del Cemento (Canacem), que preside Osmín Rendón, espera que la producción del material crezca en 2017 un 3.0 por ciento, por arriba del 2.0 por ciento que los analistas anticipan para la economía.

Rendón y su equipo consideran que la manufactura del cemento será impulsada por el boom que muestra la vivienda media y residencial, la autoconstrucción de hogares y la obra pública por terminar al cierre del presente sexenio. “Hay un impulso en la Ciudad de México hacia la construcción de vivienda para trabajadores; además se incrementó el tope al créditos del Infonavit. También vienen obras importantes como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX y algunas otras que los estados han anunciado. Esperamos que el sector de infraestructura se detone en su máxima potencia”, nos dijo Rendón. En 2016 la producción de cemento creció 2.5 por ciento y las previsiones apuntan a que acelere y se acerque a 42 millones de toneladas este año. Los fabricantes del material se dicen listos para enfrentar la demanda que venga toda vez que trabajan sobre 65-70 por ciento de su capacidad instalada. Así que no se preocupe por la falta del cemento.

DE CHIHUAHUA A EU
Pero no sólo en México hay buenas noticias para las empresas cementeras. Resulta que en Estados Unidos, GCC reportó crecimientos anualizados de doble dígito en sus volúmenes de ventas de cemento y concreto del primer trimestre de 2017. Le hablamos de Texas, Colorado, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Minnesota, principales mercados donde opera la firma del otro lado del río Bravo.

Entre los factores que impulsan la mayor demanda de materiales en ese país destacan el sector residencial, incluida la construcción de edificios de vivienda multifamiliar, y el no residencial, donde sobresalió la edificación de oficinas, edificios comerciales y hoteles. La demanda de materiales es tal en ese país, que GCC no podrá enfrentarla con las plantas que maneja en la Unión Americana. En el primer cuarto de 2017 el grupo exportó 20 mil toneladas de cemento de Samalayuca, Chihuahua, a El Paso, Texas. La firma que dirige Enrique Escalante Ochoa espera exportar entre 80 mil y 90 mil toneladas del material, lo que le permitirá expandir su capacidad en México y, desde luego, beneficiarse de un dólar aún fuerte. Que se apuren antes de que Trump imponga impuestos.

RECUERDO HELADO
Seguro que usted se ha enterado del regreso de Danesa 33, aquella marca icónica de helados que tuvo auge en los años 80. Cada vez es más común verla en los ‘refris’ de los autoservicios y nos dicen que vienen más novedades para revivir los recuerdos. Grupo Herdez, que preside Héctor Hernández-Pons Torres y dueño de la marca, busca impulsar la venta de helados con la finalidad de que este negocio
-donde tiene a Nutrisa y a Helados Nestlé- se convierta en una las fortalezas de la empresa, de tal forma que llegue a representar más de 30 por ciento de sus ingresos consolidados.

De ser exitoso a mediano plazo con Danesa 33, incluidos nuevos canales de comercialización, Herdez podría revivir las famosas fuentes de soda donde se vendían los helados con esta marca, hace 30 años.

¿Regresarán también los pequeños cascos de futbol americano?

También te puede interesar:
Se venden, único dueño
El millonario plan de ahorros de Rank
The Coca-Cola Company apuesta a Crespo para crecer