Opinión

Eruviel no piensa
en el 2018… ni en el 2017

1
  

   

Eruviel Ávila. (ilustración)

Menos mal que el gobernador del Estado de México dice que no está distraído con el 2018, porque esa carrera se va a ganar con resultados y los suyos no son los mejores.

Lo que sí debería preocuparle a Eruviel Ávila es que precisamente el Estado de México se puede convertir en el Waterloo de su partido, el PRI, si pierde las elecciones para gobernador en 2017.

Tiene razón Eruviel al decir que no le preocupa el 2018, pero sí le debe preocupar el 2017.

Resulta que de los dos millones de nuevos pobres sumados en el sexenio, la mitad corresponden al Estado de México, de acuerdo con los indicadores dados a conocer en julio por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Es cierto, la densidad poblacional del Estado de México es alta, pero de ninguna manera es la mitad del país, como para justificar esa cifra.

Cada día del sexenio, mil 289 mexiquenses se suman a las filas de la pobreza.

Por algo crece más la pobreza en el Estado de México que en otras entidades, y ahí el gobernador Ávila no es ajeno, tiene algo que decir.

No lo distrae el 2018 dice Eruviel, pero su responsabilidad es el 2017: cuando la población que gobierna juzgue con su voto los resultados de su gestión.

El Estado de México fue la punta de lanza para que el PRI recuperara la presidencia de la República, pero puede ser la puntilla para ese partido si pierde la gubernatura en 2017.

Gracias al Estado de México el PRI regresó a Los Pinos, y tal vez por el Estado de México va a volver a la oposición en 2018.

La propaganda como método para exhibir logros y resultados no sólo es buena, sino que es indispensable en estos tiempos en que todo tiende a verse negro y frustrante. Lo malo es cuando esa propaganda no viene acompañada de hechos, pues se convierte en un cascarón vacío de contenido.

Está bien que Eruviel no se distraiga con el 2018 y toda la propaganda que vemos en las carreteras mexiquenses sea sólo para levantar el ánimo de la población, pero le urgen hechos que acrediten esa presencia mediática.

Apenas en abril de este año el Departamento de Estado de Estados Unidos actualizó su alerta de viajes a México, e incluyó a los municipios mexiquenses de Ecatepec, Ciudad Nezahualcóyotl, Coacalco, La Paz, Valle de Chalco Solidaridad, Chalco, Ixtapaluca y Tlatlaya.

De acuerdo con el Departamento de Estado esos municipios registran altos niveles de delincuencia e inseguridad provocada por grupos del crimen organizado.

No es alguien de la oposición o detractores políticos, sino el gobierno de Estados Unidos el que dice a sus connacionales que no viajen al Estado de México porque se arriesgan a ser víctimas de la delincuencia.

Sin distraerse con el 2018, como él dice, no estaría demás que Eruviel Ávila viera al ya próximo 2017. Es que para el PRI, el Estado de México puede pasar de Austerlitz a Waterloo.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El candidato independiente
Manipulación macabra
Preparan candidato independiente