Opinión

El ambicioso contubernio Alfaro-'El Bronco'

1
  

   

Jaime Rodríguez

La bancada más numerosa en la historia de Movimiento Ciudadano, de 26 integrantes a partir de la entrante Legislatura, ya tiene sede de reunión plenaria: Monterrey, Nuevo León, donde serán visitantes distinguidos de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, primer personaje en la historia nacional en ganar unas elecciones sin partido.

Una alianza nada improvisada. Más bien un paso siguiente de la coalición. Enrique Alfaro, fenómeno en la política, alcalde electo de Guadalajara y el alma de MC de Dante Delgado, sostuvo una reunión a mediados del año pasado con Rodríguez Calderón.

–En Movimiento Ciudadano te queremos como candidato a la gubernatura– propuso Alfaro cuando la ruptura de El Bronco con el gobernador Rodrigo Medina y el PRI era inminente.

–Voy a irme por la candidatura independiente– contestó agradecido El Bronco.

Pero se concretaron acuerdos –está corroborado con fuentes de primer nivel de ambas partes–: llevar a Fernando Elizondo por MC a la candidatura, como ocurrió; y quien fuera más abajo en las encuestas acabaría sumándose al otro.

El resultado ya se sabe: Dos semanas antes de la jornada electoral Elizondo entregó su fuerza a El Bronco y éste aplastó en las urnas a la priista Ivonne Álvarez. Ahora, juntos, el gobernador electo y el alcalde electo, quien también viajará a Nuevo León al encuentro del 8 y 9 de agosto, van a hacer planes para empujar una agenda ciudadana en el Palacio Legislativo con sinergia en la vida de Nuevo León.

El jefe de la bancada. María Elena Dorantes, adoptada por Delgado después de que ella rompió con el PRI que le negó la candidatura de Chiapas, dio hasta el final la batalla en MC.

En una cena ocurrida la tercera semana de junio, en el restaurante El Lago de Chapultepec, dijo ante Delgado y Alfaro: –Tengo el apoyo de buena parte de la bancada– según ha contado Dorantes a su círculo más cercano. De los 26 legisladores del partido naranja, 13 son de Jalisco, catapultados por el efecto Alfaro, quien por sí solo garantizó casi el registro de su partido. Dorantes juraba tener de su lado a diputados electos de Jalisco, así como el de Manuel Espino y René Cervera, el emergente de Marcelo Ebrard, caído en desgracia y aún refugiado en el exterior por el desastre de la Línea 12 del Metro.

Sin más se definió la coordinación: el líder designado se llama Clemente Castañeda, actual jefe de siete diputados locales de MC que en la nueva Legislatura pasará a 15, y Dorantes deberá conformarse con la vicecoordinación. Castañeda es uno de los cinco hombres que conforman el primer círculo de Alfaro, amigos desde la juventud y universitarios rebeldes opuestos al sistema y que ahora en la madurez su movimiento ya ensombrece el trono hasta ahora intocable de Raúl Padilla, exrector de la UDG, cuya mano ha determinado el rumbo de los pasados sexenios en Jalisco. Están juntos Alfaro y El Bronco. El primero casi le gana a Aristóteles en la pasada elección por la gubernatura y el segundo salió el miércoles envalentonado de Los Pinos: “El próximo presidente será un Bronco”, dijo. Quieren llegar lejos en su contubernio.

10 SEGUNDOS… La SEP pagó viáticos y traslados a Puebla de profesores de Chiapas para ser evaluados. Eso ocurre mientras el gobernador Manuel Velasco se niega a poner fecha para acudir al Senado.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Gobernador con el estado más violento quiere la silla de Los Pinos
Festeja PRD caída de 'El Piojo'
Sin la policía que merecemos. ¿Y luego qué?