Opinión

¿Cuáles son los dos bancos que buscan ser más populares?

 
1
 

 

Bóveda

Uno de ellos forma parte del poderoso grupo de bancos conocidos como el 'G7' y ha logrado mantener crecimientos constantes en los últimos años, pero aún no es pieza fundamental de su casa matriz en el aporte de las utilidades. El otro, si bien no forma parte de este grupo selecto de grandes bancos, trabaja para alcanzarlos. Sin embargo, los dos tienen algo en común: buscan cambiar la forma en que han hecho banca desde sus inicios.

El primero de ellos es Santander. Ana Botín, su presidenta, se encuentra en México poniendo en marcha uno de sus nuevos proyectos, dirigidos a la inclusión financiera, a la llamada 'base de la pirámide' con Tuiio, que será una marca propia y operará con sus propias sucursales y, como explicaron que además de que sus objetivos consideran la rentabilidad, aseguran que también se enfocará más al beneficio y desarrollo de la comunidad por medio de la inclusión financiera, promoviendo un impacto social.

Será en el Estado de México en donde inicien la aventura hacia este segmento, en donde, dicen los que saben, no es fácil trabajar por todo lo que implica. Una nueva marca también es una apuesta arriesgada que, al menos a algunos, en otros nichos, no les funcionó, como a Banco Azteca o a Banorte.

En el lanzamiento, Héctor Grisi, el presidente ejecutivo de Santander México, recibió generosos comentarios de su jefa, Ana Botín, la cual reiteró que confía en el país y es donde más está invirtiendo el grupo.

Este proyecto será dirigido también por una mujer, Norma Castro, quien es la directora ejecutiva de Inclusión Financiera y que realmente se emocionó mucho al presentar a su equipo por el trabajo que les implicó sacar el proyecto.

Santander ya tiene programas de microcrédito en otros países, como Brasil y Chile. Pero en el caso de México será un poco más completo porque está dirigido a la inclusión financiera y a dar créditos productivos para personas de menores ingresos. Sin duda será una apuesta interesante, pero más allá de eso, también puede convertirse en un negocio atrayente. Si bien hoy Santander México no aporta el 40 por ciento de las ganancias a su casa matriz, como lo hace Bancomer a BBVA, no descartemos que en un futuro la combinación de una nueva tecnología, la inclusión financiera, y que está manejado por una mujer, hagan que nuestro país crezca en su aportación, lo que sería positivo si realmente logran incluir más gente al sistema financiero, ya que está comprobado que el crédito otorgado y usado de forma adecuada puede mejorar la vida de las personas, cuidando de no endeudar de más a la población que menos tiene.

Interacciones es el otro banco que ya analiza entrar en nuevos nichos y, sobre todo, en la banca del futuro con plataformas electrónicas, modernas y digitales. Su presidente, Carlos Hank, considera que el futuro es la banca electrónica y el financiamiento a la infraestructura, en donde el país aún tiene muchas carencias. Esos dos segmentos los ve como pieza clave en el crecimiento del grupo en los próximos años.

Incluso, alguien comentó que (aunque no están en captación o préstamos) no sería mala idear dar créditos de nómina en aquellos estados o municipios que hoy son sus clientes, por lo que, de decidirse a entrar, sin duda la competencia se pondrá interesante. Por lo pronto, la moneda está en el aire. 

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Empresas mexicanas, en la mira por 'lavado' de dinero
Educación financiera,¿sirve en la tragedia?
¿Cuánto donarán los bancos?