Opinión

Corrigiendo

  
1
 

 

Depositando el voto. (Cuartoscuro/Archivo)

Para poder entender lo que significa la elección del domingo pasado, la mejor comparación creo que es con 2009, la elección intermedia más cercana. Al hacerlo, aparece información sumamente interesante, que implica corregir conclusiones previas.

Hay un incremento en votación total en el país de casi 2.5 millones de personas. No todas las entidades tienen mayor votación. El Distrito Federal (DF), Veracruz o Jalisco tienen una votación menor, aunque en este último haya habido mucho interés. Estado de México y Nuevo León tienen incrementos importantes. Pero lo más interesante está en la votación por partidos.

El PAN pierde casi dos millones de votos, casi todos en DF, Estado de México, Jalisco, Chiapas y Veracruz. El PRI pierde lo mismo, pero concentrado en DF, Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca y Veracruz. Es de notar que en Jalisco estos dos partidos pierden 650 mil votos, que se van prácticamente enteros a Movimiento Ciudadano. También resulta interesante que en Nuevo León el PAN es el ganador, pero no de la gubernatura, como sabemos.

En el DF, además de lo que pierden estos dos partidos grandes, 200 y 130 mil votos respectivamente, el PT pierde 250 mil votos, el PRD 150 mil y el Verde 110 mil. Entre todos, aportan los 700 mil votos de Morena, y los 200 mil de Encuentro Social.

Al respecto, parece confirmarse, en principio, lo que le sugería hace unos días: los dos millones de votos que pierde el PAN se convierten en los votos de Encuentro Social y Movimiento Ciudadano. Lo que cambia, y creo que es muy importante, es notar que el PRD apenas pierde 200 mil votos entre 2009 y 2015. Pero Morena obtuvo tres millones. Esto significa que esos votos no salieron del PRD, sino sobre todo del PRI y un poco también del PT.

Más claro. En el DF y Estado de México el PAN pierde 400 mil votos, que son los que gana el PES; PRI pierde 450 mil, PRD 250, Verde 170, PT 300 mil, que suman casi el millón 200 mil que ganó Morena. Parte viene del PRD, pero más de la mitad del PRI-Verde. En Veracruz, el otro estado grande en votos, PAN pierde 300 mil y PRI 400 mil, que se llevan PRD 100, Verde 100 y Morena 300 mil. En Michoacán y Guerrero sorprende un incremento en votación de un millón de personas, 40 por ciento del incremento nacional total. En Chiapas hay 400 mil votos nuevos, y además PAN y PRD pierden 200 mil cada uno. El Verde cosecha 600 mil, Morena 100 mil, y el resto se reparte. En Jalisco y Nuevo León, PAN y PRI sumados pierden un millón de votos, 900 mil se van a MC, 100 mil a Morena.

El incremento de votos en Michoacán y Guerrero, o lo ganado por el Verde en Chiapas, me suenan extraños. Coincidencia que sean del Pacífico Sur, junto con Oaxaca, que perdió 200 mil votos, 20 por ciento de los que votaron en 2009. Esas entidades parecen seguir en el viejo régimen caudillista, corporativo y corrupto. Hay que hacer ahí algo en verdad radical.

Observe usted que el PAN pierde a manos de Encuentro Social, mientras que Morena se construye con votos que vienen del PRI más que del PRD y PT. Sume la información de ayer de EL FINANCIERO acerca del perfil del votante (jóvenes contra viejos), y los escenarios se vuelven muy claros. Los comentaré con usted la próxima semana, porque mañana le platico lo que es ser “presidente por un día”.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Lo que sí pasó
No pasó nada
Segunda parte