Opinión

Complicaciones para México por el resultado en EU

 
1
  

  

Hillary Clinton y Donald Trump

La estrategia comercial que ha tenido México desde hace más de 25 años está fundamentada en doce tratados de libre comercio con 46 países; sin embargo, parece ser que con el resultado electoral en Estados Unidos está por alterarse esta exitosa estrategia, ya que no sólo existe la amenaza de que se termine el TLCAN, sino que el TTP (Tratado de Asociación Transpacífico) no contaría con la participación de EU y con ello se modificaría toda la extraordinaria plataforma de negocios que representa la conformación de este bloque regional.
Baste decir que el TTP representaría el 36% del PIB mundial, 25% del comercio internacional y el 28% de la inversión extranjera directa. Si Hillary Clinton decide sacar a su país de este tratado, se alterarían estos indicadores radicalmente y con ello los pronósticos de crecimiento en la próxima década para nuestro país serán nimios.

Por un lado, Donald Trump se pronunció tajantemente contra el TLCAN y por su parte Hillary Clinton lo hizo contra el TTP. Así las cosas, “el futuro económico de nuestro país se observa muy complicado”, confió a este reportero, el vicecoordinador de los diputados priistas en San Lázaro, Jorge Carlos Ramírez Marín, mientras que observaba, mediante los portales de los medios de comunicación de EU, el desarrollo de la jornada electoral en aquel país.

Con un ojo al gato y otro al garabato, los diputados no sólo estaban atentos a la sesión y al cabildeo en torno a la aprobación del presupuesto para el otro año, sino que emitían toda serie de conjeturas para ajustar la Ley de Ingresos en su apartado de paridad cambiaria con el dólar, en caso de que Trump se alzara con el triunfo en las elecciones presidenciales.

Así, en varias pistas transcurría la sesión parlamentaria. Mientras que unos atendían las iniciativas presentadas en tribuna, así como los dictámenes respectivos, otros se alistaban a la reunión que se celebraría más tarde entre los coordinadores de los grupos partidistas con la Comisión de Presupuesto y la SHCP para alcanzar un acuerdo que hará posible que la discusión y aprobación se realice el día de mañana, jueves 10 de noviembre, y con ello se aprobaría el presupuesto antes del 15 de noviembre, tal como lo prevé la ley.

Nunca una elección presidencial de Estados Unidos había tenido tanto impacto en nuestro país ya no sólo por haber sido tema de campaña, sobre todo del candidato republicano, sino que algunas promesas de quien será la primera presidenta repercuten directamente en el desarrollo económico de México, ya sea por la salida del TTP o por la política migratoria que, sin duda, afectará a un buen número de familias mexicanas que habitan de los dos lados de la frontera.

Con los improperios de Trump lanzados cotidianamente contra los mexicanos, se pasaron por alto algunos matices del discurso de la candidata demócrata, que afectarán la cooperación comercial entre ambos países y que se irán concretado cuando la señora Clinton asuma la presidencia.

Confiemos que, como se recordará a finales de 1994, principios de 1995, México padeció una de las mayores crisis económicas en su historia moderna y si no hubiera sido por Bill Clinton, quien autorizó el rescate con un préstamo de 25 mil millones de dólares de su país, además de avalar una línea de crédito abierta del FMI, el desastre hubiera sido mayúsculo no sólo para nosotros, sino para el mundo por el efecto tequila que traería una crisis de moras e incumplimientos de innumerables países al sistema financiero mundial. Ahora esperemos que la presidenta Clinton, tal como lo hizo su marido, se acuerde de ese extraordinario gesto que consolidó la relación bilateral.


También te puede interesar:
Qué sigue en Estados Unidos
Brexit no afecta relación con México
Legisladores, contra apología del delito