Opinión

Clústeres en TI y la amenaza de Trump

 
1
 

 

Módulo especial egresados TICs. (Especial)

México es líder en América Latina en materia de clúster de software y tecnologías de información. En el país contamos con 19 clúster con mil 600 empresas mexicanas y Pymes vinculadas con este esfuerzo que ya tiene frutos concretos que presumir, algunos de ellos de manera conjunta con el gobierno de Estados Unidos.

No son pocos los que ahora se preguntan si la llegada de Donaldo Trump no será un riesgo para lo conseguido y, sobre todo, para lo que se procura.

El presidente electo en la Unión Americana, eso de la estrategia y la visión de cooperación bilateral (con México), como que no lo trae en su ADN. Pocas vertientes de relación bilateral funcionan tan bien como lo han hecho las autoridades de ambos lados de la frontera.

En materia bilateral, recordemos lo que en otro momento publicamos: Estados Unidos y México en una relación de cooperación estrecha conformaron un mapa de las empresas en ambos territorios vinculadas a tecnologías de información y producción de software. Inicialmente el esfuerzo comprendió la parte sur de Estados Unidos, fundamentalmente en los estados de la franja fronteriza y la parte norte de nuestro territorio, cercana a Estados Unidos, también en la zona fronteriza.

Pero el asunto fue tan interesante y sobre todo tan productivo que decidieron extender el esfuerzo al resto del territorio estadounidense y el resto del mexicano.

Diez y nueve clústers especializados en software no es poca cosa como no lo son los esfuerzos por retomar las experiencias fallidas de estados como Guerrero, Tabasco, Chiapas y Oaxaca que en otro momento articularon sus clústers con el fracaso en su futuro.


El Consejo Nacional de Clústeres de Software y Tecnologías de Información promueve apoyos para que estos puedan rehabilitar funciones bajo parámetros más sólidos. Pero su punto fino no está ahí.

Está en lograr que los clústers se certifiquen en parámetros internacionales como es el caso de la European Secretariat for Cluster Analysis (ESCA) que concederá muchas ventajas a los clústers mexicanos. En paralelo, el clúster de la CDMX que tiene más del doble de asociados ya fuera de sus instalaciones (20 adentro y 40 fuera porque 'ya no caben') va por otros certificados internacionales.

Menudo trabajo tiene el presidente del Consejo de Administración de Prosoftware (el de la CDMX),  Oscar Rivera, quien también es vicepresidente del Consejo Nacional. Al equipo que le rodea y del que forma parte tiene no sólo los dos cometidos anteriores sino también y fundamentalmente articular el que en breve será un Consejo Latinoamericano de Clústers de Software y Tecnologías de la Información.

Esta iniciativa, que se arma sobre el reconocimiento del liderazgo de México en la materia, procurará también que empresas de Colombia, Perú y Chile sean tratadas en México como nativas y puedan formar parte de los clústeres mexicanos y en reciprocidad traten como locales a las empresas mexicanas especializadas en software y tecnologías de la información.

En el país las experiencias son diversas. En Jalisco, donde se menciona a la entidad como la Silicon Valley de México, el gobierno ha puesto énfasis en la estrategia y forma parte de los clústers existentes en el estado.

La clave de todo pone énfasis en que estos clústers se liguen de manera directa y estrecha en las vocaciones productivas de las entidades en donde se encuentran. Por ejemplo: se hace un esfuerzo para que el clúster que pudiera relanzarse en Oaxaca tenga una vocación en los servicios y productos que tengan vinculación con el turismo.

Estos clústers cuentan con la presencia del Conacyt, al menos dos universidades (públicas o privadas), así como el reconocimiento de las autoridades de la Sedeco y el reconocimiento de la Secretaría de Economía, independientemente del aval de la SHCP y de la Secretaría de Desarrollo Social.

Pero más allá de lo que en México se procura como avance, está el reconocimiento de que un ambiente de colaboración binacional entre nuestro país y Estados Unidos pudiera dar mucha profundidad a nuestro esfuerzo y complementariedad al que se desarrolla en la Unión Americana.

A menos que el Sr. Trump piense lo contrario y eche a perder lo que hasta la fecha se ha logrado. México aprenderá a ver hacia el sur, cosa que a todas luces suena interesante… o indispensable.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Microempresas mexicanas, miopes y torpes
Pymes vs. Trump
La anécdota de Hillary Clinton con una Pyme mexicana