Opinión

Búsqueda sin término

Quizá no ocurra tan rápido como uno quisiera, pero las piezas del complejo rompecabezas del caso Iguala siguen dando forma a la terrible historia que envuelve a los jóvenes normalistas desaparecidos.

Y más allá de valoraciones subjetivas, el encuentro que sostuvo el presidente Enrique Peña Nieto con los padres de familia, apenas el 29 de octubre pasado, mostró que todos los recursos del Estado están enfocados al esclarecimiento de un tema que ha calado hondo en todos los mexicanos.

Los acuerdos han venido cumpliéndose sin añadidos, y lo importante es que en el segundo encuentro entre los padres de familia con el procurador Jesús Murillo Karam, el viernes 7 de noviembre, se dijo que no cesaría la búsqueda pero, probablemente por los énfasis puestos, se entendió como que ya no la habría.

En el encuentro de ayer, en el que participaron el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el procurador Murillo Karam, el gobierno federal dejó claro que seguirán los esfuerzos de búsqueda de los normalistas desaparecidos sin cancelar ninguna línea de investigación.

Hay un punto de coincidencia, todos queremos saber qué ocurrió y que se aplique la justicia. No más. Pero lo que necesitamos como sociedad es no perder la confianza.

Realpolitik

Uno. La rifa del tigre. Finalmente ayer rindió protesta Silvano Mendiola Pérez como alcalde sustituto en Iguala. Ocupa el lugar de Luis Mazón
–antecesor de José Luis Abarca y hermano del controvertido Lázaro Mazón–, quien estuvo en el cargo no más de cinco horas y solicitó licencia indefinida.

El ahora exmagistrado ofreció hacer todo para restablecer la gobernabilidad en Iguala, que mucha falta hace.

Dos. Las malas noticias fueron para el tabasqueño Andrés Granier, a quien le declararon ayer auto de formal prisión por 'lavado' de dinero. Al exgobernador le iniciaron proceso por ése y otros delitos desde junio de 2013.