Monterrey

Termina en gresca manifestación contra gobernador de Chihuahua

Miembros de la organización Unión Ciudadana sospechan que el pleito fue provocado por gente infiltrada del PRI.
ALEJANDRO SALMÓN
Corresponsal
23 junio 2016 9:30 Última actualización 23 junio 2016 9:40
AFECTACIÓN

AFECTACIÓN. Hubo destrozos diversos en el edificio del Palacio de Gobierno, catalogado como monumento histórico.

CHIHUAHUA, Chih.- Un enfrentamiento entre manifestantes que exigían la renuncia del Gobernador César Duarte Jáquez y efectivos de la Policía Estatal, dejó un saldo de nueve detenidos, al menos siete lesionados y destrozos diversos en el edificio del Palacio de Gobierno, catalogado como monumento histórico.

Los hechos iniciaron a las 10:00 horas de ayer miércoles, cuando inició la concentración convocada por la agrupación “Unión Ciudadana”, a la cual pertenecen los dirigentes opositores Víctor Quintana, Jaime García Chávez y el mismo gobernador electo, Javier Corral Jurado, quien no estuvo en la manifestación.

Un cerco formado por agentes antimotines rodeó todas las calles aledañas al Palacio de Gobierno desde los primeros momentos cuando inició la manifestación y, momentos después, se dieron los roces entre los inconformes y los agentes policiales.

Manifestantes con capuchas y el rostro cubierto con paliacates sacaron varillas metálicas y martillos y con ellas quebraron vidrios y ventanas del Palacio de Gobierno, así como una parte de la puerta de entrada al edificio, la que da a la calle Aldama, donde se había concentrado la manifestación.

Fue entonces que ocurrió un enfrentamiento violento entre un grupo de manifestantes, los que tenían cubierto el rostro, principalmente, y efectivos de la policía. El saldo de heridos aún es indeterminado, aunque un comunicado del Gobierno del Estado indica que son 9 agentes policiales los que resultaron lesionados.

La gresca duró más de una hora, tiempo en el cual los convocantes a la manifestación “para sacar a César Duarte del Palacio”—decía la convocatoria—perdieron el control de los manifestantes.

“Había gente muy encabronada, muy acelerada, que no hizo caso a los llamados que les hicimos a mantener la calma”, dijo el ex diputado federal y local, Víctor Quintana, uno de los dirigentes de Unión Ciudadana, sobre quien ya pesa una orden de aprehensión.

A su vez, el Gobierno del Estado responsabilizó de los hechos al gobernador electo Javier Corral Jurado, así como al Partido Acción Nacional y a los dirigentes de Unión Ciudadana: Víctor Quintana Silveyra; Gabino Gómez; Oscar Castrejón y Jaime García Chávez.

García Chávez es el promotor de la denuncia penal en contra de César Duarte por un presunto enriquecimiento ilícito y desvío de 65 millones de pesos del erario estatal para comprar la Unión de Crédito Progreso, próximo a convertirse en banco.

En el comunicado oficial emitido al medio día, la administración informó que ya había 20 detenidos y reportó que durante los hechos violentos, desaparecieron dos armas cortas calibre 9 milímetros y dos largas, calibre 223.

“Las fuerzas del orden actuaron de acuerdo a la ley para salvaguardar la integridad física de los empleados y empleadas que laboran en las oficinas de Palacio”, dice el comunicado.

Personal que se encontraba dentro del edificio fue resguardado en el tercero y último piso, para evitar que pudiera salir lastimado a consecuencia de la gresca que ocurría en el exterior.

Según el informe oficial, los daños causados al edificio, catalogado como el “Altar a la Patria”, porque ahí se encuentra el lugar donde fue fusilado el cura Miguel Hidalgo y Costilla, dan elementos suficientes para iniciar causas penales.

Además, se procederá contra los detenidos por las lesiones sufridas por los agentes de la policía estatal.

En un comunicado, Corral Jurado se deslindó de los hechos violentos y subrayó que la convocatoria a tomar el Palacio de Gobierno no la emitieron ni él ni su partido, el PAN.