Monterrey

Dejará Duarte deuda de más de 5 mil mdp en Chihuahua

El Congreso canceló la aprobación de dos fideicomisos con los que recaudaría recursos.
ALEAJNDRO SALMÓN
Corresponsal
13 junio 2016 9:40 Última actualización 13 junio 2016 9:49
Etiquetas
cesar duarte

Cuartoscuro

CHIHUAHUA, CHIH.- La administración que encabeza César Duarte Jáquez le dejará al virtual gobernador, Javier Corral, compromisos financieros por más de 5 mil 500 millones de pesos.

Esto por concepto de deudas de corto plazo que no se liquidarán antes del fin de la administración actual, cuyo plazo concluye el 4 de octubre; así como por gastos operativos y de finiquito de obra que deberá cubrir el gobierno entrante, mismos que deberá cubrir antes de que termine el año.

Además, el Congreso del Estado canceló la aprobación de dos fideicomisos con los cuales el Gobierno del Estado recaudaría recursos suficientes para liquidar deudas bancarias de corto plazo tres meses antes del inicio de la próxima administración y para liquidar pasivos con proveedores, asegurar sueldos de la burocracia y pago de aguinaldos.

Los diputados Rodrigo de la Rosa, coordinador parlamentario del PRI, así como la presidenta del Congreso, Laura Domínguez y el presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado, Juan Eleuterio Muñoz Rivera, anunciaron la cancelación de las iniciativas con las cuales se crearían los bonos tipo “Empresa E” y un fideicomiso maestro para permitirle a la próxima administración tener dinero para pagar todo lo que está pendiente.

El Congreso decidió hacer esa cancelación después de que cundiera en redes sociales la versión de que la actual administración contrataría deuda por 25 mil mdp apenas unos meses antes de terminar, “lo cual es doloso e infundado”, dijo el diputado De La Rosa.

En cambio, le dejó a la administración que encabezará Javier Corral la decisión de emitir el bono por 3 mil millones de pesos sustentado en las participaciones del FAFEF, con lo cual podría cubrir gastos de pago a proveedores, sueldos y aguinaldos de empleados.

Expuso que, de los que se trataba, era de aprobar la emisión de dos bonos: uno, sustentado en los remanentes que deja el Fideicomiso Carretero, por una suma cercana a los 2.9 mil mdp, el cual se usaría para liquidar las deudas bancarias de corto plazo antes del 4 de julio, como lo establece la Ley de Disciplina Fiscal que promulgó el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el pasado 27 de abril.

El otro bono permitiría ingresar 3 mil millones de pesos al erario estatal, que se usarían para pagar obras de infraestructura que están en proceso y garantizar el pago de aguinaldos y salarios de trabajadores y maestros estatales, añadió el diputado priista.

Este último bono se garantizaría con el 25 por ciento de los ingresos que recibe el estado a través del l Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) durante los próximos 10 años.