Mis Finanzas

Las tres peores cosas que puedes hacer con tu pago de utilidades

Ahora que recibas el reparto de utilidades, este ingreso extra puede ayudar a mejorar tu salud financiera. No dejes que se desvanezca y sigue estas recomendaciones para darle buen uso
a tu dinero.
Darinka Rodríguez
20 mayo 2014 18:23 Última actualización 20 mayo 2014 20:51
[Bloomberg] Se desconoce en qué y cómo se utilizan los recursos; el sindicato no está obligado a comprobar destino del dinero. 

El reparto de utilidades puede ayudar a tu economía si lo empleas adecuadamente. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el mes de mayo y junio, alrededor de 16 millones de trabajadores recibirán el pago de sus utilidades, el cual, de acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), es un derecho de los trabajadores que hayan laborado más de 60 días en una empresa.

Este ingreso ‘extra’ puede constituir una oportunidad financiera o bien puede llevarte a cometer un error presupuestario al no saber aprovechar una ocasión que puede ser afortunada para el bolsillo.

Sofía Macías, autora y experta en finanzas personales, indica que este ingreso puede ser usado para darnos un pequeño gusto, pero sin pasarnos de la raya.

“Ese dinero refleja nuestro trabajo y aporte a la empresa en que laboramos, así que también deberíamos planear bien qué hacer con él, destinar una parte al ahorro o a metas que hemos estado postergando y no únicamente a gasto superfluo o entretenimiento”, indicó.

Por su parte, Montserrat Reyna, directora del Departamento de Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, afirmó que una mala idea es tomar este recurso como si fuera un ingreso fijo, o no hacer uso de esta prestación para realizar un gasto que ya teníamos previsto.

“Un enganche para un auto, una casa o para algo que necesito es lo ideal; mientras que el mal uso es comprar cosas más caras de lo que podemos pagar al tener la sensación de tener más dinero”, señaló la académica.

De acuerdo con Macías, los tres errores más comunes que se pueden cometer al recibir el pago de utilidades, y que se pueden volver “pecados” financieros, son:

1. Deberlo antes de recibirlo. Una pantalla para ver el Mundial de Brasil suena muy atractivo, sobre todo si está en oferta. No obstante, ocupar un recurso que todavía no cae en nuestras manos es una manera poco inteligente de gastarlo.

2. Gastarlo por gastarlo. Si lo vas a gastar, es recomendable planear en qué vas a usar este recurso y no sólo comprar porque tienes dinero sin tener una necesidad legítima o bien, despilfarrándolo en comidas o quinielas mundialistas. Es recomendable planear qué vas a hacer con él antes de recibirlo y hasta ponerlo en una cuenta aparte para que no se te vaya como agua.

3. No usarlo para mejorar tu salud financiera. ¿Tienes deudas? Mejor hacer uso de este ingreso para salir de problemas. ¿No encuentras el momento para ahorrar? Éste es el mejor momento para iniciar un fondo de ahorro con el pie derecho. ¿Ya tienes ahorros? Robustece tu fondo o bien, destina esta cantidad a inversión. Existen varias opciones como los fondos de inversión y otros instrumentos, como la inversión en mercados emergentes para que tus recursos se incrementen.

La Comisión Nacional para la Protección de y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó el uso de este recurso adicional para liquidar pasivos.