Financial Times

Capital de riesgo respalda aplicaciones anónimas

La compra de Ask.fm por IAC ha sido la última señal de la creciente popularidad de compartir anónimamente en línea. Mientras que Ask.fm es el ejemplo mejor conocido, los capitales de riesgo han invertido decenas de millones de dólares en competidores como Secret y Whisper.
Hannah Kuchler/ Tim Bradshaw
17 agosto 2014 19:9 Última actualización 18 agosto 2014 5:0
Whisper. (productivemuslim.com)

La anonimidad está profundamente enraizada en la experiencia humana.  (productivemuslim.com)

“Solamente me cepillo los dientes cuando voy al dentista”, “acabo de pasar cerca de dos horas en la ducha hablando con mi papá quien murió hace tres años” y “mi esposo cree que estoy ahorrando dinero para un viaje. En realidad lo hago para poder abandonarlo”.

Éstas son solamente unas de las confesiones encontradas en una nueva ola de aplicaciones anónimas, que tratan de retar a redes sociales tales como Facebook y Twitter para crear un sitio en el Internet donde la gente realmente pueda ser ella misma.

La compra de Ask.fm la semana pasada por IAC, dueño de Tinder y Ask.com, ha sido la última señal de la creciente popularidad de compartir anónimamente en línea.

Mientras que Ask.fm es el ejemplo mejor conocido, los capitales de riesgo han invertido decenas de millones de dólares en competidores tales como Secret, con sede en San Francisco, y Whisper, de Los Ángeles. Doug Leeds, director ejecutivo de Ask.com, dice que Ask.fm tiene unos 180 millones de usuarios mensuales activos y está en camino de volverse tan grande como Twitter, con 271 millones.

En EU, 9 por ciento de las personas entre 10 y 18 años usan Whisper y Secret, según datos de la compañía de investigación eMarketer.

“La anonimidad está profundamente enraizada en la experiencia humana”, dice el Sr. Leeds. “Ha habido confesionales, informes para policía y columnas de Querida Abby en el periódico”.

Pero todas las aplicaciones anónimas –y Ask.fm en particular– tienen que lidiar con el problema del acoso cibernético y contenido inapropiado antes de convertirse en un lugar en el que se anuncien las marcas de mercadeo masivo.

Cerca de 40 por ciento del auditorio es menor de 18, un auditorio con el que los anunciantes quieren conectarse, y muchos de ellos usan las aplicaciones intensivamente.

El Sr. Leeds tiene la misión de limpiar Ask.fm, que fuera criticada por el primer ministro británico, David Cameron, por no oponerse al acoso cibernético, mejorando el monitoreo.

“Hay un público masivo muy involucrado y muy atractivo para los anunciantes –asumiendo que todo se haya limpiado, eliminando el mal contenido, para hacerlo más seguro,” dice el Sr. Leeds, después de cerrar un acuerdo con el fiscal de Nueva York Eric Scheiderman prometiendo responder con mayor velocidad ante el abuso.

Whisper, que tiene un público ligeramente mayor y con más mujeres, emplea 130 moderadores, algunos de los cuales monitorean los mensajes 24 horas diarias, asegurando que no se usen nombres verdaderos en la plataforma y que no se publiquen desnudos.

Michael Heyward, cofundador y director ejecutivo de Whisper, dice que él “sobre empleó” moderadores para crear “el lugar más seguro del Internet” para que la gente pueda compartir sus pensamientos más íntimos.

Whisper ha sido usado por artistas que comparten sus fotografías para obtener opiniones honradas, un soldado que quería compartir su día en el anonimato y estudiantes de universidad tratando de averiguar si eran los únicos que nunca habían sido besados. Secret ha despegado en Silicon Valley, donde muchas veces se usa para compartir chismes sobre la industria de la tecnología.

Mensajes en la aplicación revelaron que Nike estaba cerrando su unidad de monitoreo de salud Fuelband y la inminente salida del prominente ejecutivo de Google, Vic Gundotra.

Pero también es popular en Israel y Rusia, donde se utiliza para discusiones políticas, está creciendo rápidamente en Brasil y México, y tiene una empresa conjunta en China, donde Facebook y Twitter están prohibidos.

Danny Rimer, un inversionista en Secret en Index Ventures, dijo en un blog acerca de la captación de fondos por 25 millones de dólares de la empresa “start-up” el mes pasado, que aborda “una muy importante necesidad humana: la libertad de compartir nuestras verdaderas opiniones anónimamente y sin miedo a ser juzgados”.

Secret, a diferencia de Whisper, deja a sus usuarios comunicarse con amigos no identificados de Facebook o con contactos telefónicos, añadiendo un nivel adicional de intriga, relevancia y viralidad.

Como muchas redes sociales antes que ellos, Ask.fm, Secret y Whisper se están enfocando en atraer usuarios antes de averiguar cómo obtener dinero de ellos.

Pero crear un ambiente limpio no es el único reto para estas aplicaciones anónimas que quieren obtener anunciantes.

Las redes sociales se han vendido como minas de datos sobre sus usuarios, permitiendo que los vendedores puedan enfocarse en grupos cada vez más específicos –cosa que las aplicaciones anónimas no tienen.

Sin embargo, los anunciantes han experimentado con ambos Whisper y Secret. Whisper ha probado anuncios “native” (adecuados al medio) con MTV y Hulu.

Las redes sociales más establecidas están observando cuidadosamente. Facebook quiere ser dueño de un establo de aplicaciones y ha tratado de crear aplicaciones enfocadas en otras áreas de los medios sociales con sus intentos de emular los mensajes que desaparecen de Snapchat y adquirir la compañía.

También, te pueden interesar los siguientes artículos

Mercados entran en la fase de “Gran Frustración”

Hay que evitar las palancas familiares en el trabajo

LinkedIn se equivoca acerca del ‘robo’ de empleados