Empresas

Santa Fe pierde ‘brillo’ inmobiliario en México

Santa Fe, construida sobre lo que solían ser viejos basureros, ha perdido su brillo desde hace cinco años y hoy parece haber pasado de moda, además de que registra un menor ritmo de edificación, 
y un estancamiento en los precios de las rentas de oficinas.
Ana Valle
30 noviembre 2015 21:58 Última actualización 01 diciembre 2015 8:6
santa fe

Santa Fe es el mercado de oficinas más grande de la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

En Santa Fe no sólo se demuele la casa de Arturo Rosete, la otrora joya inmobiliaria del Distrito Federal pierde ‘brillo’ desde hace cinco años.

Santa Fe, construida sobre lo que solían ser viejos basureros y minas de tepetate, se erigió como un ícono inmobiliario de la Ciudad de México que recibió a grandes corporativos y desarrollos residenciales de lujo.

Sin embargo, hoy parece haber pasado ‘de moda’, ya que registra un menor ritmo de edificación, un estancamiento en los precios de las rentas de oficinas, problemas de movilidad y hasta técnicos, tras los deslaves de las últimas semanas.

Santa Fe es el mercado de oficinas más grande de la Ciudad de México, con un inventario de 1.1 millones de metros cuadrados de oficinas clase A/A+ (de mayor calidad), y tiene disponibles para renta sólo 47 mil metros cuadrados, según datos de CBRE.

“Hace cinco años había mucha oferta (de oficinas) y los desarrolladores prefirieron o no construir, o edificar departamentos, hubo una sobreoferta, por lo que no se entregó nada nuevo”, dijo Pablo Yrizar, vicepresidente de CBRE.

Santa Fe ofrece terrenos hasta 5 veces más baratos que los mercados más ‘hot’, como Polanco, pero también tiene grandes dificultades en materia de movilidad, al contar sólo con tres accesos viales, de los cuales uno es de cuota.

Lo anterior, ha provocado que a diferencia de mercados como Polanco y Reforma, en Santa Fe las rentas sean inferiores, lo que suele ser un incentivo para las empresas que buscan oficinas, explicó Héctor Klerian, vicepresidente de la firma de corretaje JLL México.

Los precios de rentas se ubican en 21.98 dólares por metro cuadrado, casi 6 dólares por debajo del promedio de la Ciudad y hasta 13 menos que en el mercado más caro, Lomas-Palmas.

Hubo un momento en que Santa Fe era el único mercado donde había construcción de oficinas, porque Reforma estaba olvidado y aún no se detonaba Nuevo Polanco, y las grandes empresas no tenían a dónde ir

Compañías como Banamex, Telefónica y Santander, eligieron a Santa Fe como sede de sus oficinas, pero las mismas empresas que ya radican en la zona buscan mayor espacio y hay poca oferta.

Con la regeneración de mercados más céntricos, como Polanco y Reforma, y la falta de vías de comunicación en Santa Fe, la demanda bajó y con ello, disminuyó el desarrollo de proyectos, coincidieron los expertos.

Ahora hay 70 mil metros cuadrados en construcción en Santa Fe y otros 300 mil metros en planeación en el segmento de oficinas.

DESESTIMAN DESLAVES

Los recientes deslaves que han ocurrido en uno de los desarrollos residenciales de la zona no han sido motivo de preocupación para expertos, quienes no alertan una depreciación de la zona, freno de inversiones, ni de demanda.

“Fue un tema muy focalizado en un desarrollo residencial, no percibimos riesgos en otros desarrollos, se cuenta con buena ingeniería y no todos los terrenos de la zona son iguales”, dijo Yrizar.

Iztiar de Luisa, presidenta de la Asociación de Colonos de Santa Fe, explicó que el perfil geográfico de la zona ha llevado a que gran parte de las construcciones sean sobre laderas, barrancas, junto a minas y se tienen taludes de hasta 70 metros de altura.

“El que esté hecho un buen talud depende de si es un natural o artificial, su geología e inclinación, además de considerar que están vivos en el sentido de que están expuestos al medio ambiente y requieren cuidados”, comentó De Luisa.

Alejandro Ballesteros, director de Desarrollo de Grupo Copri, reconoció que no ha sido un buen año en ventas en la zona, pero aseguró que hay potencial.

Los especialistas consideraron que un elemento que podría beneficiar a la zona en el mediano plazo es el tren México-Toluca, el cual traerá resolverá uno de los grandes pendientes de Santa Fe, el transporte público.

empresas_30nov_01
empresas_30nov_02