Empresas

Operación internacional 'nutrirá' crecimiento
de Gruma hacia 2016

La estrategia de Gruma para los próximos dos años se enfocará en la expansión internacional, a través de crecimiento orgánico y adquisiciones, y la rentabilidad de sus operaciones, principalmente en Estados Unidos, Europa y Asia.
Mario Maldonado
28 julio 2014 19:37 Última actualización 29 julio 2014 5:0
Gruma

La empresa regiomontana apostará por aumentar su volumen de ventas. (Cortesía Gruma)

Gruma quiere comerse de nuevo al mundo, tras un año y medio de ‘apretarse el cinturón’ a través de un agresivo plan de recorte de costos y gastos. En los próximos dos años, la estrategia de crecimiento de la mayor productora de tortillas y harina de maíz del mundo se enfocará en la expansión internacional y la rentabilidad de sus operaciones, principalmente en Estados Unidos, Europa y Asia.

“Hacia 2016 la operación internacional contribuirá con cerca de 73 por ciento de nuestras ventas consolidadas y 68 por ciento del flujo de operación (EBITDA), frente a la participación de 69 y 60 por ciento, respectivamente, que aportan actualmente”, dijo el director de Finanzas de la firma, Raúl Cavazos, en entrevista con El Financiero.

Para ello, Gruma buscará seguir expandiéndose en el exterior, a través del crecimiento orgánico y mediante adquisiciones, fundamentalmente en Europa y Asia.

En junio pasado, Gruma anunció la adquisición de Mexifoods, una productora de tortilla líder en el mercado español por la que pagó 15 millones de dólares, además de que comenzó la construcción de una nueva planta en Rusia, la cual iniciará operaciones a finales de 2017, y otra en Malasia.

En México también construye un par de plantas con las que busca fortalecer su presencia en el territorio nacional, pero sobre todo en Estados Unidos, su principal mercado, de donde provienen 50 por ciento de sus ventas totales y 47 por ciento del flujo operativo.

El presupuesto de inversión que tiene Gruma para su expansión es de 200 millones de dólares en 2014, de los cuales, 170 millones son para crecimiento orgánico y el resto para posibles adquisiciones.

“Esperamos mantener este ritmo para 2015 y 2016”, comentó el encargado de las finanzas de Gruma.

Con respecto a si la empresa buscará deshacerse de más activos, tras vender en días previos su firma Molinera México por 200 millones de dólares, Cavazos comentó que no tienen planes en este sentido, pues se trató de una desinversión estratégica.

MÁS VENTAS Y RENTABILIDAD, EL FOCO

Luego de completar las dos primeras fases del plan con el que la nueva administración de Juan Antonio González Moreno le “dio la vuelta a la empresa”, las cuales consistieron en ajustar y simplificar los procesos de producción, recortar gastos operativos y adelgazar la organización, ahora se enfocará en mejorar la rentabilidad de sus operaciones y aumentar sus ventas.

“Aunque parezca que ya hicimos mucho, todavía tenemos grandes perspectivas de crecimiento en flujo de operación y margen de EBITDA”, dijo Cavazos, quien explicó que su impulso en márgenes provendrá principalmente de Estados Unidos.

Por eso confía en que pesar de que el crecimiento en el precio de su acción ha sido vertiginoso en la Bolsa Mexicana de Valores: el año pasado sus títulos se apreciaron 152 por ciento y en los que va del 2014 acumulan una ganancia de 46 por ciento, todavía tienen fundamentos para mantenerlos al alza.

Seguiremos entregando resultados buenos para apuntalar el precio de la acción con las nuevas estrategias enfocadas a la rentabilidad, sobre todo, con la contribución en Estados Unidos

Por otro lado, Cavazos anticipó que en línea con los esfuerzos para reducir su deuda, el próximo año buscarán refinanciarla a través de la banca, pues no prevén hacer nuevas colocaciones de deuda ni capital en el mercado bursátil. Gruma prevé cerrar el 2014 con una razón de deuda neta a EBITDA de 2 veces.

Asimismo, comentó que planean seguir con el pago de dividendos a los accionistas el próximo año, luego de retomar en 2014 dicha estrategia, tras siete años de ‘sequía’.

Gruma busca que las operaciones en el exterior tengan más peso en sus resultados.