Empresas

Pierden atractivo las nuevas cadenas de TV

Las dos nuevas cadenas de televisión abierta que se están licitando están perdiendo atractivo debido a los recortes presupuestales y a los retrasos en la transición a la televisión digital; Estudios Tepeyac salió de la contienda este martes, y analistas ven el riesgo de que el concurso quede desierto.
Ana Martíne
04 febrero 2015 20:21 Última actualización 05 febrero 2015 5:5
Transmisión de televisión. (Bloomberg)

Transmisión de televisión. (Bloomberg)

La austeridad presupuestal del gobierno para los siguientes años, lo cual influirá en el mercado de la publicidad; y los retrasos en la transición la televisión digital han restado atractivo a las nuevas cadenas de TV abierta que están en proceso de licitación, por lo que existe el riesgo de que el concurso quede desierto, previeron analistas.

El martes, Mario Vázquez Raña, a través de su empresa Estudios Tepeyac, se bajó de la contienda para obtener una o las dos concesiones de TV abierta, dejando únicamente dos tiradores (Cadena Tres y Grupo Radio Centro) de un total de ocho interesados, cuando se lanzaron las nuevas bases de la licitación en septiembre de 2014.

“Hay muy pocos jugadores en el proceso y cada vez vemos menos, esto es señal de que les parece un negocio poco atractivo y aún no está claro cómo van a poder desplegar su infraestructura rápidamente”, mencionó Miguel Flores Bernés, excomisionado de la extinta Comisión Federal de Competencia.

Por su parte, Víctor Pavón-Villamayor, especialista del sector, expuso en que existe un riesgo en que los otros dos tiradores empiecen a revisar sus planes de negocio y decidieran desistir del proceso licitatorio también, en medio de un entorno de incertidumbre por un menor gasto público y el recorte al presupuesto para concluir el apagón analógico antes del 2016.

“Es preocupante, porque esta es la última oportunidad para tener competencia frente a TV Azteca y Televisa”, dijo el experto.

La concentración del mercado publicitario, la competencia con la televisión restringida y contenidos en internet también quitan brillo a las licitaciones, explicaron.

En 2014 el mercado de televisión abierta recibió 36 mil 834 millones de pesos en publicidad, los cuales equivalen al 53 por ciento de la inversión publicitaria total del país. De estos, Grupo Televisa concentró el 68 por ciento y TV Azteca el 31 por ciento. De acuerdo con los analistas del sector, cada una de las nuevas cadenas podría aspirar a un 8 por ciento de participación de mercado hacia 2020.

“Estamos en el peor de los escenarios, porque se esperaba una participación mucho mayor y sólo hay dos cadenas y dos postores.

Puede ser que estos dos interesados también se retiren y sería lamentable para la apertura del sector, la competencia y la oferta de contenidos para los consumidores”, comentó Gabriel Sosa-Plata, especialista en telecomunicaciones.

Por otra parte, los recortes al programa de Transición a la Televisión Digital Terrestre de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes aumentaron el número de hogares que se quedarán sin señal de televisión.

Adicionalmente, los retrasos en el apagón analógico es uno de los temas que más preocupan a los contendientes por las cadenas, quienes deberán realizar los pagos correspondientes a las ofertas económicas presentadas (con un valor mínimo de referencia de 830 millones de pesos) el 19 de abril.

“No es justo que tengamos un pago realizado de un mercado que todavía no existe”, dijo Francisco Aguirre, propietario de Grupo Radio Centro, en noviembre de 2014.

De los 8 que tenia…